Luego de su polémica aplicación en la Copa América, una nueva edición de la Superliga Argentina de Fútbol dará comienzo el próximo 26 de julio y el VAR continuará ausente. A pesar de que tanto la Asociación del Fútbol Argentino como Federico Beligoy, Director Nacional de Árbitros, habían sugerido la posibilidad de que la Asistencia Arbitral por Video ya estuviera en funciones en la temporada 2019/2020, son varios los factores que incidieron para que todavía se encuentre en fase de trabajo previo.

A pesar de la voluntad y la demanda de la sociedad futbolera, el VAR en Argentina todavía está lejos, y no por un inconveniente económico. La AFA y la Superliga no quieren repetir los errores de la Conmebol, que lo instauró de apuro una noche de octubre de 2017 en el recordado Lanús-River por Copa Libertadores, y que por impericia y sin la preparación adecuada ha continuado insistiendo hasta llegar a esta Copa América plagada de controversias.

1-Para homologar el VAR en el torneo de argentino se debe seguir un protocolo que aconseja la FIFA para su aprobación, con el fin de que sea algo profesional y probado. Lo único que se hizo hasta la fecha fue su presentación, denominada "kick off meeting" o reunión de lanzamiento, en la que se convocaron a los que intervendrían en la implementación. Allí se hicieron presentes el presidente de la AFA, la estructura arbitral, los representantes de Fox Sports y TNT, los encargados de la tecnología y la gente de desarrollo.

2-El segundo paso es hacer una licitación para elegir la empresa que tendrá la responsabilidad de implementarlo, trámite que todavía no se realizó.

3-El tercer paso es contratar los simuladores o cabinas donde se hará el trabajo de capacitación y selección de los árbitros VAR dentro del plantel actual.

4-El cuarto paso es saber si se colocará un centro único donde se monitorearán los encuentros o se prepararán cabinas en cada estadio.

5-Después sí llega la elección de los responsables de la Asistencia Arbitral por Video, y a la fecha los únicos que tienen experiencia son los que fueron capacitados en FIFA, es decir, Mauro Vigliano, Néstor Pitana, Patricio Loustau, Fernando Rapallini y los dos asistentes que concurrieron al Mundial: Hernán Maidana y Juan Pablo Belatti. El resto es improvisación: es importante entender que no todos los árbitros de campo se encuentran en condiciones de ser un buenos jueces al frente de una pantalla. Para ello se debe trabajar en esa búsqueda, que recién está por comenzar.

Aquí falló el VAR en la Copa América: el penal de Zambrano a Everton no existió

Para el Mundial de Rusia 2018, la FIFA trabajó más de un año para elegir solo 14 profesionales para el VAR. La tecnología que se utilizó en el último Mundial contaba con 33 cámaras, de las cuales ocho permitían la grabación superlenta y cuatro, la ultra lenta.

También se utilizó un sistema de información VAR, con el objeto de saber al instante qué estaba chequeando en cada encuentro, a cargo de un empleado de la FIFA que informaba a las cadenas de televisión sobre los procesos de revisión, incluido el motivo a través de una tablet conectada en red. En CONMEBOL se cometió el error de que todos los árbitros pudieron ser jueces de campo o de VAR, por eso vimos ejemplos como Pitana, Loustau, Rapallini al colombiano Wilmar Roldán, quienes cumplieron las dos funciones, un error de principiante de parte de los que conducen el programa en el continente.

En la Copa América, además, el VAR contó con una tecnología inferior de 24 cámaras y dos de repetición inmediata: no se contaba con una especial para los fuera de juego. En 64 partidos de la última Copa del Mundo, el VAR intervino en 20 oportunidades, con un promedio de 1 minuto 30 segundos en las resoluciones. En Brasil 2019, fueron 26 las ocasiones en las que recurrieron al monitor para chequear jugadas, seis veces más que en el Mundial y con menos de la mitad de los partidos. Y se llegó a tardar hasta casi 4 minutos para tomar una decisión, con los conflictos que todos conocemos, haciendo dudar de los resultados y de los beneficios.

Esta última experiencia incidió en la demora de la puesta en marcha del VAR en la Superliga. Una buena medida para implementar la Asistencia Arbitral por Video es estudiar previamente la forma en la que comenzará a utilizarlo la Premier League, con 5 características salientes:

-Procurarán ser menos severos con las manos/brazos en las áreas.

-Los asistentes seguirán levantando la bandera de forma inmediata si observan un fuera de juego; es decir, no cuando culmine el avance.

-El VAR no avisará los adelantamientos de los arqueros en los penales.

-Serán muy selectivos en las jugadas a revisar.

-Se emitirán las resoluciones en el estadio.

-Sin dejar de respetar los principios básicos, asistirá al equipo arbitral en: goles, penales, tarjetas e identificación de infractores.

SEGUÍ LEYENDO: