Mas se derrumba tras la caída. Detrás, Zárate y Ábila buscan explicaciones en medio del festejo de Tigre (Foto NA: DANIEL CACERES)
Mas se derrumba tras la caída. Detrás, Zárate y Ábila buscan explicaciones en medio del festejo de Tigre (Foto NA: DANIEL CACERES)

Entretiempo en el estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba: Tigre había logrado adelantarse 2-0 ante Boca en la final de la Copa de la Superliga, resultado que se terminaría manteniendo, propiciando la consagración del "Matador". El desarrollo de la primera etapa había sido parejo: el "Xeneize" había contado con más oportunidades de gol, pero el elenco de Gorosito aprovechó su ráfaga con las conquistas de Federico González y Lucas Janson. En ese contexto se reunió el plantel conducido por Gustavo Alfaro en camarines. Y se dio un momento de elevada temperatura, con gritos e insultos. Luego de esa charla, Boca salió con mayor empuje en el segundo tiempo, arrinconó a su rival, pero no logró revertir el score.

Según pudo averiguar Infobae, hubo insultos generalizados al aire entre los mismos integrantes del plantel, buscando una reacción, que desde lo actitudinal llegó. También hubo una arenga enfocada en uno de los futbolistas que fueron titulares, al que le plantearon que el equipo necesitaba más de él para intentar ganar.

TNT Sports, incluso, le adjudicó una frase a Carlos Tevez durante ese entretiempo efervescente. "Estoy cansado de perder finales. Después salgo a la calle y la gente me grita pecho frío", habría dicho el capitán, de 35 años. Tras el partido, ante las cámaras de la transmisión oficial, el "Apache" reconoció a Tigre como legítimo campeón ("hay que ser grandes en las derrotas; ellos se lo merecen", dijo), pero también señaló a los errores de Izquierdoz y Andrada como las causas de la derrota de Boca. "Ellos se encontraron con los dos goles por errores de nosotros que en una final no se pueden cometer. Pero bueno, el partido fue así. Después fue todo de Boca. En las finales los dos errores que cometimos no los podemos cometer", remarcó el ex Juventus.

El descargo de Tevez luego del tropiezo en el Mario Alberto Kempes

Durante la incipiente era Alfaro, Tevez ya había tenido un rol protagónico en el entretiempo del vestuario frente a Defensa y Justicia; encuentro que terminó con victoria de Boca por 1 a 0.

"La c… de su madre, no podemos estar jugando así", fue la catarsis impulsiva de uno de los titulares de aquel duelo, que en los primeros 45 minutos había sido totalmente favorable al "Halcón". Y otra arenga fue aún más contundente: "Nos están dando un baile bárbaro y no pegamos una sola patada".

Tevez, de los pocos que habían mostrado una buena imagen en esa etapa inicial, supo leer lo que sucedía. Y se lo transmitió a sus compañeros para que reaccionara. Pues bien, hubo replay en el vestuario en Córdoba aunque, en esta oportunidad, los referentes no lograron dar vuelta el resultado empujando desde la experiencia y la personalidad.

SEGUÍ LEYENDO: