El "caso Mauro Zárate" todavía continúa vigente y deja tela para cortar tras su reacción en el triunfo de Boca sobre Vélez. Esta vez fue Ariel Zárate, hermano mayor, el que dio detalles de todo lo que está viviendo la familia tras lo sucedido.

"Nos dolió. Nos avergonzó un poquito. Nosotros tenemos un día a día en el club, compartimos cosas con empleados, gente del club, que te lo hacen sentir. Es medio incómodo. Obviamente que fue un poco desagradable para la familia en sí porque todos nos sentimos un poco tocados por las innecesarias reacciones que tuvo Mauro. Era algo que podría haber evitado", afirmó el Chino en una entrevista que le brindó al programa partidario Vélez 670.

El ex mediocampista que tuvo un breve pasó por el "Fortín" y cerró su extensa carrera profesional en All Boys reconoció que no volvieron a tener contacto con Mauro: "No hablé con él. Nosotros con Mauro, después que tomó la decisión de ir a Boca, no volvimos a tener relación porque no estábamos de acuerdo con la decisión que tomó. Tuvimos un distanciamiento. También él como que lo sintió y se apartó un poco de la familia. Toda la familia se sintió tocada por este tema".

“Nosotros con Mauro no volvimos a tener relación”, afirmó (Foto: Télam)
“Nosotros con Mauro no volvimos a tener relación”, afirmó (Foto: Télam)

El Chino comanda las categorías inferiores del club de Liniers, pero convive con las críticas a su hermano por la determinación que tomó de marcharse al Xeneize: "Mauro siempre fue muy suyo. Muy particular. Fue el más rebelde de los cinco hermanos. Tendrías que asesorarse mejor a la hora de una reacción o una acción. Tendría que pensar más las cosas. No sólo por el presente, sino por el post fútbol. Uno no puede jugar al fútbol toda la vida por desgracia. Tiene que pensar qué va a venir después y cerrarte las puertas de nuestra casa, como lo es Vélez, yo lo pensaría mil veces antes de hacerlo".

"Él siempre dijo que era un desafío deportivo irse a Boca y que aceptaba todas las consecuencias. Obviamente lo asesoramos antes de tomar esta decisión. En realidad no era ninguna decisión porque cuando nos fuimos de la casa en la última reunión que tuvimos daba por sentado que se iba a quedar en Vélez. En una noche cambió de opinión y nosotros nos enteramos una vez que fue a Vélez a buscar sus pertenencias. Fue muy sorpresivo para nosotros", contó.

Ariel se sumó a las críticas que realizaron en las últimas horas su propio hermano Roly, pero también referentes del club como Fabián Cubero, José Luis Chilavert y distintos dirigentes.

Seguí leyendo: