A falta de un par de minutos para que finalizara el encuentro, Lucas Barrios tuvo a disposición una pena máxima en el clásico de vuelta entre Huracán y San Lorenzo por la primera ronda de la Copa de la Superliga. El estadio Tomás Adolfo Ducó se paralizó con la ejecución del delantero naturalizado paraguayo, quien amagó, hizo un extraño repiqueteo, tiró y se topó con la figura de Fernando Monetti, quien desvió su remate.

El tiempo se consumió y luego de otro 0-0 (al igual que la ida en el Nuevo Gasómetro) se dirigieron hacia los penales. Allí, nuevamente Monetti fue figura y, Barrios, villano.

Uno de los que dilapidó su chance en la tanda fue el ex Gremio y Argentinos Juniors, quien optó por no amagar esta vez pero se encontró con el travesaño. Además, el arquero del Ciclón despejó el intento de su compañero colombiano Andrés Roa y se coronó.

En las redes sociales, el guardameta azulgrana fue catalogado como héroe, mientras las burlas se dirigieron a Barrios y el Turco Mohamed, entrenador y confeso hincha del Globo.

SEGUÍ LEYENDO