Las peñas de River y Boca, en la Embajada argentina en España (Embajada argentina Madrid / Facundo Pechervsky)
Las peñas de River y Boca, en la Embajada argentina en España (Embajada argentina Madrid / Facundo Pechervsky)

El humo de los choripanes de fondo, las jugosas empanadas de carne bien servidas y vino tinto para regar el encuentro para los argentinos de Madrid en la previa del Superclásico. ¿En dónde? En la residencia del embajador Ramón Puerta, quien invitó a las peñas de Boca y River que siguen a sus colores como sea desde la capital española. Los mismos hinchas que finalmente son los locales en la final del domingo.

Puerta, el anfitrión, recibió a Gigi Gibson, la presidenta de la filial oficial de River en Madrid, y a Leo Ponzella, presidente de la peña xeneize, continuando una serie de encuentros que emprendió desde 2017 para que hinchas de los dos clubes más importantes del país vean juntos los clásicos bajo el lema "rivales no enemigos". Esos antecedentes lo favorecieron ante la llamativa designación del estadio Santiago Bernabéu para el partido decisivo de la Copa Libertadores.

(Embajada argentina Madrid / Facundo Pechervsky)
(Embajada argentina Madrid / Facundo Pechervsky)

El embajador argentino ante el Reino de España no para de dar entrevistas. Uno, dos, tres, más de veinte medios españoles lo requieren. Es para ellos el principal funcionario de nuestro país presente y por eso quieren escucharlo. En medio de un caos de micrófonos, cámaras y fotógrafos, se toma unos minutos para charlar con Infobae.

-¿Qué piensa de la designación de Madrid como sede de este partido?

-Me enteré dos días antes de que se confirme. Me llamó Luis Rubiales, el presidente de la Real Federación Española de Fútbol. Fue raro, es cierto, por lo que pasó en el Monumental. Estábamos muy abocados al G20, de hecho lo organizamos muy bien, le mostramos al mundo que podíamos, pero unos días antes algún descuido hubo, una pequeña minoría que te sorprende. Eso ya pasó, así que tomo lo positivo: la Conmebol decide salir de la Argentina, venir a Madrid, porque lo que esta manera se proyecta el fútbol argentino a todo el planeta, porque todos ven lo que pasa acá, en un estadio como el del Real Madrid. Entonces ahora debemos aprovecharlo. Acá en nuestra embajada volvimos a demostrar que hay una buena convivencia entre las dos parcialidades. Ese el mensaje que tenemos que dar.

-¿Cómo cayó la noticia del barra brava deportado?

-Acá está trabajando la seguridad de España con la colaboración de los organismos de seguridad de la Argentina. Nosotros siempre tenemos una guardia en Barajas para atender casos similares a este. Pero la decisión fue de la policía de acá.

-La verdad… ¿le pidieron muchas entradas?

-Un poco… (ríe). La verdad es que por suerte ya se ha solucionado mucho ese tema. Y hay mucho público que tiene su ticket. Está bien organizado.

(Embajada argentina Madrid / Facundo Pechervsky)
(Embajada argentina Madrid / Facundo Pechervsky)

El misionero que llegó a ser presidente de la Argentina por unos días durante la crisis de 2001 es un reconocido hincha de Boca aunque "por mi función y más en este caso soy parte de todas las expresiones de nuestro país", reconoce. Dice también que Mauricio Macri no va a venir al partido, que no hablaron de esa posibilidad y que él sí lo hará para apoyar "gane quien gane".

Por el lado de Boca, Leo Ponzella se encarga de organizar todos los movimientos de los hinchas. Para el sábado ya tienen preparado un banderazo de apoyo a los jugadores en la puerta del hotel para cuando lleguen del último entrenamiento previo al partido. Ponzella además participó de varias reuniones con las fuerzas de seguridad de Madrid ya que estas les pedían que se organicen las dos parcialidades en cuanto a manifestaciones de aliento en la calle. Tras uno de esos encuentros, el presidente de la peña xeneize en Madrid llegó a la conclusión de que no tuvieron el apoyo del club. "Boca, como institución no nos ayudó. Sentimos que faltó comunicación, un llamado, algo. Nosotros también somos el club. Fuimos a un encuentro con la policía de acá, solos. La filial de River en cambio, tenía un representante del club. A ellos los acompañaron más. Y no te digo porque queríamos las entradas, nada de eso. De hecho yo la entrada me la saqué por internet el día de mi cumpleaños y me pasé tres horas frente a la computadora. De los dirigentes no espero nada ya", señala Ponzella, molesto porque no recibieron un llamado del club que preside Daniel Angelici.

(Embajada argentina Madrid / Facundo Pechervsky)
(Embajada argentina Madrid / Facundo Pechervsky)

SEGUÍ LEYENDO: