El Superclásico que definirá al campeón de la Supercopa Argentina el miércoles 14 de marzo en Mendoza ya comenzó a jugarse entre los hinchas de River y Boca. Cientos de fanáticos viajaron a la capital mendocina, pero antes dieron sus pronósticos para el partido.

"Muchos nervios", fue la frase más repetida por ambos bandos. Tanto los simpatizantes del Millonario como los del Xeneize atraviesan síntomas de inquietud y excitación que únicamente cesarán para darle paso a la euforia y tristeza -dependiendo de quién sea el ganador y quién el perdedor- una vez finalizado el encuentro.

"Confiamos en Tevez y en Guillermo (Barros Schelotto). Venimos con muchas expectativas, mucha ilusión, y 'esto es Boca', como dijo Carlitos. Así que vamos a dejar todo", expresó un joven con el corazón azul y oro desde la Terminal A del Aeroparque Jorge Newbery en diálogo con Infobae.

El partido se jugará mañana en Mendoza (Nicolás Aboaf)
El partido se jugará mañana en Mendoza (Nicolás Aboaf)

Del otro lado, los seguidores del club de Núñez mostraron su confianza pese a que los resultados no acompañaron a los dirigidos por Marcelo Gallardo en el último tiempo."Esperamos volver con un resultado favorable y que nos vaya bien. Ojalá que esta caída que tuvimos en el campeonato podamos revertirla allá y ganarle al rival que es contra de nosotros en todo", comentó sus deseos un simpatizante de River.

Mientras los de la ribera alegan la diferencia de 23 puntos en la tabla de la Superliga y la cosecha de títulos superior a la de su rival como fundamentos a la hora de escoger a Boca como el vencedor, del otro lado de la vereda respondieron con la idea de que esta clase de enfrentamientos son aparte y nada tienen que ver con cómo llegan los equipos.

La pelota comenzará a rodar en el estadio Malvinas Argentinas a partir de las 21:10 cuando el árbitro Patricio Loustau dé el pitazo inicial. Allí las especulaciones pasarán a segundo plano y los propios protagonistas serán los que decidan para qué vitrina irá la primera copa del año.

Seguí leyendo