La diferencia de valores entre el libro digital y analógico es cad vez mayor
La diferencia de valores entre el libro digital y analógico es cad vez mayor

La literatura es literatura por la capacidad imaginativa que brinda el lenguaje. Leer una historia no es lo mismo que verla en la pantalla del cine. Hay un esfuerzo intelectual en el lector que, fruto de su atención, se retribuye de la mejor manera: leer nos hace, como decía Francis Bacon, personas completas. Ya lo mencionaba el propio Borges: "Que otros se enorgullezcan por lo que han escrito, yo me enorgullezco por lo que he leído".

Leer es, entonces —todos los lectores lo saben—, una actividad única. Pero, ¿y el formato? ¿Cuánto importa? ¿Realmente cambia demasiado el regocijo cuando, en vez de ser el soporte papel, es digital?

Lo cierto es que el auge del libro electrónico, al menos en Argentina, no termina de despegar, aunque crece paulatinamente. ¿Los beneficios? Muchísimos. Y en esta época de recesión e inflación, el libro electrónico se presenta como una opción a tener en cuenta. Sobre todo por el precio que, en comparación con los libros en papel, es notablemente inferior. Bastará con citar algunos ejemplos que lo comprueban. A continuación una breve lista de diez títulos:

Andy. Una fábula real, de Typex
Reservoir Books, 2019
Papel: $2.299 | Digital: $425,99

La voz ausente, de Gabriel Rolón (Emecé Editores, 2018)
Papel: $699 | Digital: $239,99

El visitante, de Stephen King (Plaza Janes, 2018)
Papel: $899 | Digital: $368,99

El gran libro de los niños malos, de David Walliams (Montena, 2019)
Papel: $999 | Digital: $198,99

Esferas II, de Peter Sloterdijk (Siruela, 2014)
Papel: $3.055 | Digital: $340.

Soluciones prácticas. 30 estrategias para potenciar mis fortalezas y resolver los conflictos, de Bernardo Stamateas (Vergara, 2018)
Papel: $499  | Digital: $254,99

Bowie. Una biografía, de María Hesse (Lumen, 2018)
Papel: $1.199 | Digital: $226,99

Mujeres insolentes de la historia 2, de Felipe Pigna (Emecé Editores, 2018)
Papel: $559 | Gitial: $179,99

La raíz (de todos los males). Cómo el poder montó un sistema para la corrupción y la impunidad en la Argentina, de Hugo Alconada Mon (Planeta, 2018)
Papel: $649 | Digital: $199,99

Jaque al psicoanalista, de John Katzenbach (Ediciones B)
Papel: $699 | Digital: $311,99

Quién no, de Claudia Piñeiro (Alfaguara, 2018)
Papel: $529 | Digital: $254,99

Una familia anormal, de Lyna Vallejos (Altea, 2018)
Papel: $399 | Digital: $112,99

Proyecto Gratitud. Veinte encuentros para iluminar tu vida, de Laura Szmuch (Vergara, 2018)
Papel: $459 | Digital: $226,99

Una industria en crecimiento 

El último informe de Libranda, la principal distribuidora en lengua española en todo el mundo, reveló que el crecimiento del libro digital en nuestra lengua es notable: frente al 2016, en 2017 creció un 11% en todo el mundo —cuatro puntos más que en el 2016—, pero la gran sorpresa ocurrió en Argentina, en donde el progreso fue del 24% en unidades y un 48% en valor. A espera del informe 2018, los expertos sostienen que las cifras fueron similares, si no mejores.

Claudio Rodríguez, product owner de Bajalibros.com, sostuvo a Infobae Cultura que "en los últimos años el mercado del libro digital fue aumentando poco a poco" y cita las estadísticas de 2017, donde "con una crisis no tan fuerte aumentó un 25 por ciento". Por su parte, Julieta Lorea, editora digital de Grupo Planeta, comentó que el crecimiento es sostenido desde 2015 y va en el orden del 25 y 30% por año.

Además, dijo Rodríguez, que "el fuerte incremento en los precios del libro papel" generó que "el catálogo de libros digitales sea cada vez más rico en contenido". "La gente se está acostumbrando a leer en dispositivos mobiles, aseguraría que el consumo de libros digitales será mayor que años anteriores".

Con respecto a los precios Rodríguez explicó que "en líneas generales tuvo un pequeño diferencial sobre todo en las pequeñas y medianas editoriales, en las grandes la brecha no fue tan notoria. Los aumentos en el año en papel fueron superiores al 30% mientras que el libro digital estuvo por debajo del 30%".

Para Lorea una de las razones del fenómeno, más allá del aumento de precio de las publicaciones analógicas, es que justamente los valores digitales "pueden resultar tentadores por distintas razones, como conocer a un autor nuevo o probar con una novela determinada", dijo a Infobae Cultura

Pero más allá de los costos de producción, ¿hay otras razones para que el digital sea más accesible?, ¿siempre fue así? Lorea explicó que al principio existía una política de bajar un porcentaje fijo a los digitales, que iba en el orden del 30%, pero "cuando empezó a crecer la digitalización, la autopublicación, esa política se tuvo que ir modificando" y, en muchos casos, el precio de venta es aún inferior.

"Hoy, el libro digital ronda entre el 35% al 60% más barato que el libro papel. Justamente en BajaLibros hasta fines de febrero estamos lanzando una promoción donde en muchos casos se puede ahorrar hasta un 80% del costo contra el libro papel", comentó Rodríguez.

"Un e-book no compite en una mesa contra una cantidad de libros. La oferta es mucho más grande y eso también signfica que se deban aplicar estrategias adecuadas a este formato. Por ejemplo, un libro de cocina no es lo mismo en papel que en digital o un autor nuevo, que se hace conocido por redes sociales, resulta más natural por los hábitos de consumo digital que tenga un e-book", finalizó Lorea.
______

SEGUÍ LEYENDO