Un "mercado descentralizado de datos personales basados en blockchain" suena complicado de armar. Pero Wibson, creada por un argentino en 2017, ofrece la tecnología que da incentivos financieros para que los consumidores puedan vender de una forma segura su información privada, que en general entregan a grandes compañías a cambio de sus plataformas "gratuitas". Sin sacrificar la privacidad, el proyecto nació del equipo de Grandata.

Ya está disponible la app para celulares Android, el token conocido como WIB y la plataforma de datos en Argentina, España, y Reino Unido.