Luis Ovsejevich junto a Ubaldo Aguirre (Gentileza Rotary Club Buenos Aires)
Luis Ovsejevich junto a Ubaldo Aguirre (Gentileza Rotary Club Buenos Aires)

El Rotary Club Buenos Aires celebró esta semana su 99° aniversario y brindaron, a instancias de Ubaldo Aguirre, su presidente recién llegado de un viaje a España, por el inicio del centenario del funcionamiento del club.

Además este miércoles hubo brindis por el Día Nacional de Austria y aunque su embajador no pudo estar presente, envió una carta de agradecimiento y de explicación sobre por qué el 26 de octubre celebran al  mismo tiempo su soberanía, independencia y neutralidad.

Ángel Alonso y Ubaldo Aguirre (Gentileza Rotary Club Buenos Aires)
Ángel Alonso y Ubaldo Aguirre (Gentileza Rotary Club Buenos Aires)

Después del postre, hubo entrega de premios. Uno fue para Luis Ovsejevich, presidente en el período anterior a Aguirre. Otro fue para el médico Ángel Alonso por su asistencia perfecta durante los últimos 23 años. Alonso, presidente de la Sociedad Científica Argentina, no faltó un sólo miércoles a los almuerzos del Rotary Club durante todos esos años y según contaban en algunas mesas (a modo de leyenda rotaria) llegó a escaparse de una clínica en la que estaba internado, tras una operación, para no ausentarse.

Eso sí, más allá del brindis, en varias mesas se habló con preocupación sobre el revalúo inmobiliario de María Eugenia Vidal, la situación económica, Cristina Kirchner, y el futuro de Mauricio Macri. Algún invitado para distender contó que fue al cine a ver la película de Freddie Mercury y la recomendó con entusiasmo mientras otro recién llegado de viaje expresó su sorpresa por la falta de autos en la calle. Los menos contaban sus próximos planes para las vacaciones y las fiestas de fin de año.