La caída del consumo preocupa al Gobierno. También los índices de pobreza y el aumento de gente que debe ser asistida por organizaciones sociales, comedores especialmente.

La Industria del Juguete, que venía creciendo, cayó y preocupa al sector la proximidad del Día del Niño. Por eso hay reuniones entre representantes de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete que conduce Matías Furió y de la Secretaría de Comercio a cargo de Miguel Braun. ¿De qué se charla? De volver a armar una canasta de juguetes económicos y 100% de fabricación argentina y manteniendo los valores de dos años atrás.

Dicen que el pedido de los funcionarios fue armar una canasta económica para incentivar el consumo, establecer precios de referencia (algo así como 'precios cuidados') y ayudar a que los sectores de menores recursos puedan comprar.

La canasta estaría casi lista y según pudo saber Infobae tendría como juguete más económico una pelota de no más de $69 y el mayor valor sería de $249. En las negociaciones se mantendrían las 3 y 6 cuotas sin interés.

También participarían de las charlas los representantes de grandes supermercados aunque todas las jugueterías podría acceder a la canasta, si quisieran. La expectativa es que las jugueterías de barrio o pequeños comercios se sumen.

Dicen que la promesa mutua es mantener primeras marcas y precios de hace dos años (es decir sin aplicar los índices de inflación acumulados en la gestión Cambiemos).

La última canasta de estas características se acordó en noviembre del 2016 para la Navidad y Reyes de ese verano.