Mientras Mario Negri denunciaba haber recibido amenazas por su voto respecto a la legalización del aborto y la viralización de su número de teléfono, el diputado santafesino Alejandro Grandinetti tenía más suerte y recibía mensajes sin parar en su teléfono pero de apoyo.

Ocurrió después de que el legislador del Frente Renovador anunciara su voto, tras contarse entre los indecisos. Para algunos fue raro pero él aseguró que siempre, siendo periodista y ahora diputado, opinó igual. "Toda mi vida pública, como periodista y desde la política después, defendí a los más débiles de la teoría del descarte…laboral, existencial o simplemente de vida. La armonía viene con la #Vida y la #Solidaridad. No vamos a votar esta ley".

Círculo Rojo pudo 'espiar' el teléfono del diputado con una posición a contramano de varios referentes de su bloque, incluso de quienes lideran el Frente Renovador aunque en línea con la jefa Graciela Camaño, que también siempre se manifestó en contra.

El primer día tuvo 5000 mensajes. Ayer llevaba más de 13000. Todos identificados con el avatar celeste y blanco que identifica a los que se definen "a favor de las dos vidas".

Un asesor chequeó que no fueran mensajes de apoyo desde un call center y asegura que no, que son todos mensajes de personas reales que en el marco de la campaña en contra de la ley compartieron el teléfono del diputado para que no dé marcha atrás y apoyarlo en su decisión.

"Decidí que no podía acompañar esta ley, en base a las limitaciones que plantea. Que no está determinado cuál es el plan de salud reproductiva, de educación (sexual) que es la parte previa e indispensable en este debate", dijo el massista.