Mientras Eduardo Duhalde propone a Roberto Lavagna como candidato a presidente para el 2019, el también economista y diputado nacional Marco Lavagna, su hijo, empezó a hacer campaña en la Ciudad pero para una posible candidatura a ¿jefe de gobierno?

Hace tiempo se dice que arma un equipo y recorre barrios. Ahora se lo ve en acción en una mezcla estética entre candidato de Cambiemos y peronista.

Parado en el centro del microestadio de Excursionistas en el barrio de Belgrano, Lavagna habló para un público que lo rodeó en un ángulo de 360 grados.

Excepto por una bandera de UPCN con inscripciones peronistas, no hubo accesorios que hicieran referencia a ninguna actividad política. Pero el diputado parecía un candidato al encabezar el encuentro del Instituto Ideas y  señalar las bases y ejes en los cuales trabajará dicha entidad "en la búsqueda de generar políticas que mejoren la calidad de vida de los vecinos de la Ciudad". Si eso no parece un think thank para armar una plataforma política ¿qué será?

Entre los puntos tratados se habló de "terminar con la brecha Norte-Sur, el acceso a la salud y educación pública y la seguridad". Más discurso parecido a una campaña porteña.

Pero la cuestión es dónde buscará votos Lavagna, que entró al Congreso de la mano del Frente Renovador, un frente que en Capital tuvo suerte adversa. ¿Dónde? Lo dijo él mismo: "Con el Instituto Ideas lo que buscamos es que distintos dirigentes, de distintas extracciones políticas, claramente muchos de ellos compañeros peronistas, pero con una amplitud de tener ganas de construir algo en serio".

Otro dato: comentan que como otros referentes de su espacio a nivel nacional, el economista apunta a la unidad del peronismo de la Capital, de todos menos los ultra K.

Entre quienes lo acompañaron se destacaron los dirigentes peronistas: Daniel Amoroso, director ejecutivo del Centro de Estudios Nuevo Milenio; Fernando Barrera, UPCN seccional Capital; Maia Volkovinsky de la UEJN y Pablo Flores, del sindicato de AEFIP.