Mariano Caucino presentó cartas credenciales como nuevo embajador argentino en Tel Aviv, donde lo recibió el presidente del Estado de Israel, Reuven Rivlin.

Rivlin no conoce a Mauricio Macri pero sí a la vicepresidenta Gabriela Michetti, que estuvo hace poco en Israel. Al saludar a Caucino elogió al  Gobierno argentino, le pidió que transmita una invitación al Presidente, y destacó la ayuda que la Argentina dio a Israel en los comienzos de la relación bilateral. "Sabemos que es uno de los más grandes amigos de Israel", dijo el Presidente sobre Macri al enviarle saludos.

En la extensa charla que mantuvieron habló más el Presidente que el argentino, y hasta mencionó a Maradona, el fútbol y las contiendas entre Argentina y Brasil.

"Estamos trabajando en eso", respondió Caucino sobre una posible visita de Macri a Israel, la que podría tener lugar este año, y recordó que la Selección argentina jugará un amistoso en ese país. "Usted sabe más de fútbol que yo", elogió el diplomático.