El intendente de Carlos Casares, Walter Torchio, recibió al presidente del Partido Justicialista, Gustavo Menéndez, bajo el lema que se está tratando de imponer: "Hay 2019".

Torchio, fanático hincha de Independiente, llegó al municipio de la mano del FpV, después se quedó con Florencio Randazzo en Cumplir, y en las generales del año pasado, alentó las tijeras en su municipio. Este fin de semana asumió como presidente del PJ local acompañado de intendentes y diputados de la región.

Cuando habló Menéndez, hizo una confesión: "Hemos perdido tres elecciones consecutivas en la Provincia. Las peleas intestinas, la mala comunicación y los compañeros que nos critican más a nosotros que aquellos que nos están llevando al desastre como nación hacen posible la situación actual".

En plan de autocrítica, habló de la "c0nurbanización". "La conurbanización de la política nos hizo mucho mal. Por ello, iniciamos una rueda de consulta con las ocho secciones electorales y estamos muy atentos a lo que reclaman los dirigentes del interior", señaló.

Fue precisamente eso lo que le agradeció Torchio, que haya cumplido la promesa y haya viajado a un municipio del interior.

En Carlos Casares, en 2017, Esteban Bullrich sacó 53,50% de votos, mientras que Cristina Kirchner, solo 20,55%. Y en el Conurbano Sur y Noroeste le fue mejor a Unidad Ciudadana mientras que a los candidatos de Cambiemos los votaron más en la primera sección electoral, en  la ciudad de La Plata y en el interior provincial.

Habrá que ver qué pasa si se une el peronismo. Y ver si se une efectivamente. Y si se "conurbanizan" más o no…