Las lluvias de los últimos días registradas en zonas de Buenos Aires, Entre Ríos, La Pampa, Santa Fe y Córdoba, complicaron la siembra de trigo y cebada, como así también la cosecha de soja y maíz
Las lluvias de los últimos días registradas en zonas de Buenos Aires, Entre Ríos, La Pampa, Santa Fe y Córdoba, complicaron la siembra de trigo y cebada, como así también la cosecha de soja y maíz

Durante el último fin de semana se registraron importantes precipitaciones en muchas zonas de Buenos Aires, Entre Ríos, La Pampa, Santa Fe y Córdoba. Esto complicó la siembra de trigo y cebada, como así también en la cosecha de soja y maíz.

Según el último informe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, las lluvias que se registraron en el centro del área agrícola derivaron en demoras en la siembra de trigo, especialmente en el Centro-Norte de Santa Fe, Núcleos Norte y Sur, y Centro de Entre Ríos, donde entre el 17% y el 29% de la superficie se encuentra en condiciones de excesos hídricos, y de registrarse nuevas precipitaciones en los próximos días, se podría complicar la situación.

El informe también destaca que, a diferencia de lo que está ocurriendo en el norte del país, en otras regiones las precipitaciones mejoraron las reservas hídricas de los suelos y si hay buenas condiciones climáticas en lo que resta de la ventana de siembra, habría un aumento de las expectativas de siembra.

Hasta el momento la siembra del cereal alcanzó el 49,7% del área proyectada en 6.400.000 hectáreas

En relación a la campaña de cebada, hasta el momento se sembró el 18,8% del área proyectada en 1.000.000 de hectáreas, donde las tareas se concentran en la provincia de Córdoba, a pesar que las últimas precipitaciones provocaron demoras de la siembra en el centro del área agrícola.

Cosecha de soja y maíz

El informe de la bolsa de cereales porteña también refleja una cosecha de maíz que ya alcanzó el 44,2% del área sembrada, con importantes avances en la franja norte del país y en el centro, con la recolección de los maíces tardíos. Esto generó excelentes rendimientos que, en promedio, se ubicaron en 92,7 quintales por hectárea, permitiendo mantener la proyección de producción total en 48 millones de toneladas.

En tanto, la cosecha de soja ya ingresó en su tramo final: faltan cosechar tan solo 150 mil hectáreas que están ubicadas en las provincias de Buenos Aires y Chaco. Hasta el momento los rendimientos promedios recolectados son de 33,7 quintales por hectárea, y la bolsa porteña asegura que la cosecha total alcanzaría las 56 millones de toneladas.