Por el momento, Tesla ofrece Nivel 2 de automatización, pero espera llegar en 2020 al máximo de 4 ó 5. (Tesla)
Por el momento, Tesla ofrece Nivel 2 de automatización, pero espera llegar en 2020 al máximo de 4 ó 5. (Tesla)

Si se cumple uno de los pronósticos de Tesla, el futuro ya llegó. De acuerdo a lo anticipado por Elon Musk, en 2020 se avanzará hacia un nivel más alto en la conducción autónoma, actualmente fijada en Nivel 2 para los modelos de serie de la marca, que permiten que los vehículos puedan realizar largos trayectos sin necesidad de participación activa de un humano. Y hay en marcha mucha experimentación que ya podría elevarla a una instancia superior. Mientras tanto, el Autopilot de Tesla va recogiendo a su paso tantas criticas como elogios, frente a pruebas o casos de comprobación empírica que muestran tanto su vulnerabilidad o su eficacia. Y en el medio hay vidas en juego, nada menos. Ahora bien: ¿cómo funciona el dispositivo de Tesla y qué ven los ojos del Autopilot cuando está a cargo de la conducción?

Por el desarrollo ofrecido en la actualidad, es un asistente a la conducción incorporado en algunos modelos de Tesla que ofrece ayudas en determinadas situaciones de circulación y que permite conducir de forma más relajada. Pero en ningún caso, al menos hasta ahora, su uso exime al conductor de su responsabilidad al volante; de hecho la misma tecnología obliga al usuario a poner las manos sobre el volante para indicar de su presencia activa.

Así se ve el navegador de la pantalla central del habitáculo en los modelos de Tesla.
Así se ve el navegador de la pantalla central del habitáculo en los modelos de Tesla.

A pesar de las virtudes del Autopilot, el conductor debe permanecer atento a la ruta para tomar el control en el caso de que el coche no sea capaz de actuar. Y es allí donde hay gente que decide jugar con fuego, porque ya han sido varios los casos en los que se observó a personas que, en vez de atender a la ruta, dejan su suerte librada al azar y se ponen a hacer otras actividades como dormir, leer o hasta cambiarse de asiento.

Tesla dice que se deben apoyar las manos en el volante cada 8 ó 10 segundos para certificar que hay presencia humana a cargo.
Tesla dice que se deben apoyar las manos en el volante cada 8 ó 10 segundos para certificar que hay presencia humana a cargo.

Tesla acaba de difundir un video en el que muestra cómo funciona la visión por computadora de su Autopilot. Un pequeño envío de 30 segundos donde se puede ver, con mirada subjetiva, qué observan los ojos del sistema de Tesla y permite entender qué tipo de detecciones hace en tiempo real a medida que avanza por la ruta.

Incluso hay un apartado en su sitio web en el que no sólo explica el principio de funcionamiento, sino que también se va actualizando con las novedades alrededor del sistema. Sabe Tesla que tiene ventaja en la carrera por la automatización, en la que es referencia para el resto de la industria, pero no puede dormirse. Ya se han creado sociedades entre monstruos tradicionales del mundo automotor, como la ya existente entre Ford y Volkswagen o entre Daimler y BMW, para trabajar en conjunto en la conducción autónoma.

Por ello Tesla ofrece nuevos detalles y más información. Este video muestra una pantalla símil Matrix, en la que la computadora del vehículo va procesando la información recibida desde las cámaras y los sensores que tiene cada modelo instalado en distintas partes de la carrocería.

Así analiza la computadora de Tesla al conducción automática.

"Desarrollamos y desplegamos autonomía a escala. Creemos que un enfoque basado en inteligencia artificial avanzada para visión y planificación, respaldado por el uso eficiente del hardware, es la única forma de lograr una solución general a la conducción autónoma completa", explica Tesla en su sitio web.

Para intentar conseguir esta conducción completa, la compañía californiana está contratando ingenieros en los departamentos de hardware, redes neuronales, algoritmos de autonomía, fundamentos de código y evaluación de infraestructuras. Y con la nueva computadora, llamada “Full Self Driving” (FSD) y que hasta hace poco se la conocía como “Autopilot Hardware 3.0”, Tesla apuesta por primera vez por una placa y chip propio con el que buscará la conducción autónoma total.

Musk ya cumplió con muchas promesas que realizó. La que está en ciernes indica que Tesla tendrá una extensa red de automóviles autónomos para 2020, y que lo hará prescindiendo de tecnologías que emplean todos los competidores principales, incluidos Waymo y Cruise Automation. Esto incluye sensores LIDAR (radar láser) y mapeo tridimensional híper detallado. Según Tesla, el conjunto de cámaras y sensores será suficiente para reunir la información necesaria que permita que el automóvil se conduzca solo. Es lo que le adjudica al nuevo chip Full Self Driving.

Este chip FSD es fabricado por Samsung, es capaz de realizar más de 36 billones de operaciones por segundo y le costará a Tesla el 80% de lo que originalmente estaba pagando. Todo esto lleva a un aumento de potencia de aproximadamente el 25%. Según Tesla, este nuevo sistema es capaz de procesar hasta 2,5 gigapíxeles por segundo y 36,8 TOPS. Esto representa dos veces y media el rendimiento de la solución actual de Autopilot, según los datos de la propia Tesla. Con el hardware de tercera generación, el sistema puede procesar hasta 2.300 fotogramas por segundo, lo que permite dar una respuesta más rápida y precisa.

“El piloto automático está diseñado para usarse solo con un conductor totalmente atento que tiene las manos en el volante y está preparado para asumir el control en cualquier momento. En su forma actual no es un sistema de conducción autónoma, no convierte un Tesla en un vehículo autónomo y no permite que el conductor renuncie a la responsabilidad. Cuando se usa correctamente, el piloto automático reduce la carga de trabajo general del conductor, y la presencia de ocho cámaras externas, radar y 12 sensores ultrasónicos proporciona una capa adicional de seguridad que solo dos ojos no tendrían”, aclara Tesla.

La cobertura por cámaras y sensores que ofrece Tesla en sus modelos.
La cobertura por cámaras y sensores que ofrece Tesla en sus modelos.

¿Qué beneficios ofrece con el Nivel 2 de automatización? Se trata de un conjunto de características disponibles para hacer que la conducción sea más segura y menos estresante. Entre ellos están dos funciones que actualmente son las más cercanas a la conducción autónoma. Y son Traffic Aware Cruise Control, que mantiene la velocidad del automóvil en relación con el tráfico circundante; y la dirección automática, que ayuda al conductor al conducir dentro de un carril claramente marcado.

Pero también hay otras opciones de seguridad relacionadas con la automatización. A saber:

Cambio automático de carril: ayuda a los conductores a hacer la transición a un carril adyacente en el lado derecho o izquierdo del automóvil cuando se activa el giro automático.

Navegación en piloto automático: es una función que, con la supervisión del conductor, es una guía en una autopista. Está diseñado para que encontrar y seguir el camino más eficiente hacia su destino sea aún más fácil en la carretera cuando el piloto automático está en uso.

Mirá un timelapse de conducción autónoma de un Tesla.

Auto estacionamiento: Ayuda a los conductores a estacionar su vehículo en forma paralela o perpendicular automáticamente.

Summon: los conductores pueden mover su Tesla dentro y fuera de un espacio de estacionamiento desde el exterior del vehículo utilizando la aplicación móvil o la llave.

A favor y en contra

Desde que Tesla comenzó con la implementación del Autopilot, hubo casos que favorecieron su imagen y otros que no le mejoraron la reputación. Por ejemplo, acaba de difundirse el resultado de una investigación de la agencia que supervisa la seguridad en los transportes en Estados Unidos, que determinó que el conductor de un Model X que murió hace dos años al chocar en Silicon Valley, estaba jugando en su celular al momento del accidente.

El presidente de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB por sus siglas en inglés), Robert Sumwalt, dijo en una audiencia que los sistemas de conducción parcialmente automáticos, como el Autopilot de Tesla, no pueden conducir un vehículo por sí solos, pero que los conductores siguen usándolos sin poner atención. En tal sentido, apuntó que la NTSB hizo recomendaciones a seis fabricantes de autos en 2017 para terminar con el problema y que sólo Tesla se abstuvo de responder.

En contrapartida, dos propietarios de Tesla difundieron a través de las redes sociales que el Autopilot los salvó de ser aplastado por un árbol que cedió por una fuerte tormenta, que se conoce como Dennis y que está arrasando el Reino Unido.

Los dos vehículos, que circulaban con el piloto automático, activaron los frenos de emergencia justo en el momento en que un roble de 400 años caía en medio de la ruta. Los hechos podrían haber sido fatales pero, según lo dicho por los propios damnificados, gracias al Autopilot el árbol sólo afectó al capot de ambos vehículos y dejó a salvo a todos sus pasajeros, según informó el portal de noticias Mirror.

Fue en medio de este peligroso escenario cuando Laurence Sanderson, que viajaba con su mujer y sus tres hijos a bordo de un Model X por la ruta A31 de Dorset, vivieron un “milagro”, según relata el conductor. El Autopilot de Tesla detectó un peligro inminente y frenó justo en el momento en el que el árbol caía en medio del asfalto. “Un segundo más y nos hubiéramos aplastado porque no habría podido reaccionar a tiempo”. El auto sin duda nos salvó la vida”, explicó Sanders.

Lo más sorprendente es que justo en el momento en que esto sucedía, al otro lado de la ruta otro Tesla Model X, en el que viajaban un hombre junto a su pareja, y la madre de ella, también activó los frenos para salvarles la vida de ser aplastados por el árbol.

También le dio gran visibilidad al sistema un video producido por un youtuber, Ryan Trahan, quien retrató un viaje de más de 24 horas a bordo de un Model X conduciendo solo con el Autopilot (excepto en ciudades). Su objetivo era comprobar la efectividad de esta tecnología, cuánto costaría el viaje y cuántas veces necesitaría parar a recargar el vehículo.

El viaje de 24 horas de un youtuber con Autopilot.

Tal y como se puede ver en el video, el joven americano, acompañado de sus amigos, recorren un trayecto de 1263 millas (2.032,6 kilómetros) desde Texas hasta Chicago. El viaje transcurrió con normalidad y Ryan utilizó el Autopilot en todos los kilómetros de autopista, demostrando, en efecto, su gran funcionalidad. Eso sí, desde el principio deja claro que esta tecnología solo debe utilizarse en autopistas, donde haya las líneas marcadas en el asfalto para que el sistema detecte la dirección. Además, recalca que el coche demanda cada 8 ó 10 segundos aplicar fuerza sobre el volante para que el vehículo sepa que hay un humano a cargo.

SEGUÍ LEYENDO