La primera Ford Bronco de 1969 y el prototipo de carreras de 2019. Allí se vislumbra la forma del nuevo modelo.
La primera Ford Bronco de 1969 y el prototipo de carreras de 2019. Allí se vislumbra la forma del nuevo modelo.

Surgió en una de las épocas de oro de la industria automotriz del siglo pasado. Y forma parte de la saga de aciertos que Ford cristalizó en los momentos más lúcidos de su historia. Es otro de los hitos de una marca que supo interpretar con extrema precisión el gusto, las necesidades y la búsqueda del consumidor norteamericano en un momento floreciente de su economía. Desde el primer día, la Ford Bronco cumplió con todos los requisitos para convertirse en clásico. Y así fue, emulando un derrotero exitoso como el que dos años antes había empezado el Mustang.

Así fue la primera Ford Bronco que salió en 1966.
Así fue la primera Ford Bronco que salió en 1966.

Aquella Bronco nacida en 1966 se mantuvo vigente a través de los años con cinco generaciones, todas intérpretes perfectas del libreto que el gigante americano había ideado: el de un vehículo todoterreno áspero, algo tosco, indomable. Porque por entonces había que hacerle frente al Jeep Comando, de acuerdo al mandato estratégico de la marca y, se sabe, hacerle frente a un Jeep siempre multiplica los desafíos.

El prototipo de la nueva Ford Bronco en su versión de carreras.
El prototipo de la nueva Ford Bronco en su versión de carreras.

No tuvo resto para reinventarse más allá del año 1996, cuando se discontinuó para disgusto de miles de seguidores. Tal vez los destinos de la Bronco por entonces se vieron jaqueados por la creciente moda global nuevos vehículos todoterreno, ya denominados Sport Utility, que poblaron el planeta con nuevos diseños, muchísimo confort y motorizaciones mucho más amigables para la generalidad de los mercados.

Mirá las pruebas de la nueva Ford Bronco

La noticia, que en varias ocasiones trascendió pero que nunca se concretó, ahora es certera: en unos meses la Bronco vuelve a ver la luz, luego de 23 años. Se la espera con el mismo carácter de aquellos años de irreverencia, pero con toda la tecnología de esta época, para la primavera norteamericana, según lo que informó la propia compañía.

Mirá el teaser de la nueva Ford Bronco

La nueva Bronco, de la cual hace tiempo se vienen realizando ensayos, compartirá plataforma y algunos aspectos mecánicos con la Ranger. Se especula con que debajo del capó, al menos para el mercado estadounidense, estará equipada con un motor V6 Ecoboost con una potencia cercana a los 300 CV, acompañado con una transmisión automática de 10 marchas.

La segunda generación de la Bronco arrancó en 1978.
La segunda generación de la Bronco arrancó en 1978.

Según lo que la marca les adelantó a sus concesionarios en los Estados Unidos, habría dos tipos de carrocería. Una corta, denominada “Baby Bronco” con capacidad para cinco pasajeros; y otra larga, la “Big Bronco”, que podrá transportar a siete ocupantes. Con ambas buscará volver a hacerle frente a un Jeep, el Wrangler, y a la nueva Land Rover Defender, que en ambos también cuentan con varios tipos de carrocerías.

La Ford Bronco de 1981, tercera generación.
La Ford Bronco de 1981, tercera generación.

No será sólo una reedición del nombre Bronco para un nuevo todo terreno. Este próximo 4x4, según lo que dejó trascender la marca, respetará la estirpe de las generaciones pasadas del modelo, con su dureza y características típicas para el off road. Es decir, Ford buscará ofrecer un vehículo moderno, pero a la vez muy dúctil para el 4x4 y más amigable para el uso diario.

La Bronco cuarta generación, de 1987.
La Bronco cuarta generación, de 1987.

Algunos de los ensayos que Ford dejó ver, tienen que ver con un prototipo de carrera, la Bronco R, que volvió al desierto mexicano donde hace 50 años, la Ford Bronco obtuvo una victoria absoluta en la agotadora competencia Mexican 1000; una hazaña que ninguna otra 4x4 pudo repetir. De allí son las primeras imágenes de la nueva Bronco, aunque en una versión muy adaptada para esta carrera extrema.

La última Bronco, que salió en 1992 y se discontinuó en 1996.
La última Bronco, que salió en 1992 y se discontinuó en 1996.

Una Bronco de 1968, entre las más famosas

El popular conductor norteamericano Jay Leno es uno de los coleccionistas más famosos del planeta. En sus programas suele mostrar los autos de su garaje y comparte experiencias con los modelos más exuberantes y codiciados del mundo. Entre todos los vehículos que pasaron por sus manos, también hay una Bronco, y con una anécdota reciente.

Sabiendo de su fanatismo por los autos y los clásicos, el ex presentador de The Late Late Show, Craig Ferguson, le regaló a Leno, en broma, una Bronco de 1968 deteriorada, para que se ocupe de ella.

El popular animador Jay Leno y su Bronco de 1968, totalmente restaurada y modificada.
El popular animador Jay Leno y su Bronco de 1968, totalmente restaurada y modificada.

Leno no sólo encaró la restauración, sino se reunió con Ford Performance y SEMA Garage para revivirla con atributos extremos. No quiso especular Leno. Tan es así que a su Bronco la equipó con el motor 5.2 litros V8 que porta el Ford Mustang Shelby GT500, el más potente de la historia. Además, le sumaron una toma de aire, un sistema de escape especial y una caja de cambios Tremec de cinco velocidades. También hubo que adaptar el sistema de tracción 4X4 para que pueda soportar la potencia extra que sale del V8. Por supuesto se modificaron los frenos, la suspensión y se cambiaron los neumáticos por unos BFGoodrich de 18 pulgadas.

Con esta Bronco única, con interior de cuero exclusivo y numerosas adaptaciones de lujo, Leno llegó hace pocas semanas al SEMA Show, uno de las muestras de autos especiales más prestigiosas de los Estados Unidos.

Y será un tester ineludible de la nueva Bronco que ya se hace desear.

SEGUI LEYENDO: