El Bugatti Chiron construido en tamaño real con bloques de Lego, incluido el motor (Prensa Bugatti)
El Bugatti Chiron construido en tamaño real con bloques de Lego, incluido el motor (Prensa Bugatti)

Si se habla de 4.965.000 piezas de juguete, sueltas, el número ya genera impacto. Si se calcula que fueron necesarias 1410 horas, o el equivalente a 58 días enteros, para utilizar cada uno de esos elementos y darles forma, se suma otra cifra interesante. Pero lo más sorprendente resulta de la conjugación de ambos datos, porque se trata del trabajo, si así se le puede llamar a la ilusión de muchos adultos y chicos de crear jugando, que deriva en 12 autos armados con Lego en tamaño real. Algunos con la notable cualidad de tener movilidad autónoma a partir de la motorización creada, también, con piezas de juguete.

Cualquiera que haya alguna vez en su vida montado una figura de Lego sabe de la dificultad creciente a medida que se eleva el número de componentes involucrados. En estos casos, los vehículos fabricados van desde las casi 195.000 a las más de un millón de piezas. Incluso en algunos participaron armadores especialistas, que son homologados por la firma e hicieron de jugar su modo de vida. Observar los videos en modo time lapse son hipnóticos y llevan, irremediablemente, a pensar en cómo resuelven de manera sencilla algo que para muchos puede tratarse de obras de ingeniería juguetera.

Y sí, son impactantes. En la mayoría de estos proyectos estuvieron involucradas las empresas automotrices y algunos se han utilizado para beneficencia, con la recaudación de su venta.

Bugatti Chiron

El auto de producción más rápido del mundo tiene su versión de juguete. Y es tan sorprendente como los 490 kilómetros por hora que estableció el modelo de calle como récord de velocidad. Esta versión Lego Technic a escala 1:1 del Chiron tiene más de un millón de piezas pero esa cifra no es lo que más impacto genera, sino que fue aun más allá: es un auto Lego que se mueve.

Los dos Bugatti Chiron, expuestos en la fábrica italiana: el original y, en primer plano, el creado con piezas de Lego
Los dos Bugatti Chiron, expuestos en la fábrica italiana: el original y, en primer plano, el creado con piezas de Lego

Fue fabricado en las instalaciones que el juguetero tiene en Kladno, República Checa, donde se construyen los modelos más complejos de los que se exhiben, por ejemplo, en los parques Legoland de todo el mundo. El equipo involucró a 16 especialistas con expertos en diseño, mecánica y electricidad, quienes dedicaron 13.438 horas a crear el auto pieza por pieza.

Se lo construyó sólo por ensamble, sin pegamento. El auto pesa 1.500 kilos, 495 menos que el modelo original. El impulsor tiene 2304 motores pequeños motores, 4032 engranajes y 2016 ejes en cruz, los que en funcionamiento generan una potencia de 5,3 caballos. La prueba fue realizada por Andy Wallace, piloto oficial de pruebas de Bugatti y otrora ganador en Le Mans, en la pista de Ehra-Lessien, en las afueras de Wolfsburgo (Alemania), el mismo circuito donde se probó el Chiron convencional. Y los 20 kilómetros por hora que desarrolló generaron tanta algarabía como tantos récords rotos por otros modelos de la marca.

MLaren Senna

El fabricante británico presentó en 2018 un auto que le rinde tributo al ex tricampeón mundial de la Fórmula Uno, el genial Ayrton Senna, uno de los mejores pilotos de la historia. Sólo se construyeron 500 unidades, con un precio cercano al millón de dólares cada una. El McLaren Senna 501 es un Lego gigante, de tamaño real, construido con 467.854 piezas y casi 5.000 horas de trabajo para crearlo, y que pesa 1700 kilos, 500 más que el auto.

La imponencia del McLaren Senna con el detalle de la apertura vertical de las puertas
La imponencia del McLaren Senna con el detalle de la apertura vertical de las puertas

Algunas partes no fueron armadas con Lego sino que se usaron componentes originales, como las ruedas, el volante y el asiento del piloto. Justamente en esa butaca se sentó sorprendido Bruno Senna, sobrino de Ayrton y también piloto, cuando estuvo frente a esta obra de la ingeniería juguetera.

McLaren 720 S

McLaren se da el lujo de tener no sólo un Lego en tamaño original, sino dos. El 720S fue presentado en 2018 en el Museo Petersen del Automóvil, en Los Ángeles, donde incluso algunos visitantes tuvieron la chance de colocar las últimas de las más de 280.000 piezas utilizadas en este vehículo. La mayor parte de la construcción demandó el trabajo de seis personas por más de 2000 horas, con la misma tecnología de diseño utilizada en el original para que su reproducción resultara lo más fiel posible. Y vaya si lo fue. La construcción de un 720S real requiere 12 días de labor, según comparó el propio fabricante. Y el de juguete es 169 kilos más pesado: 1451 contra 1282 del 720S real, que cuesta más de 280 mil euros.

El 720 S de “juguete” es 169 kilos más pesado que el auto real
El 720 S de “juguete” es 169 kilos más pesado que el auto real

Volkswagen Kombi

En tamaño real y con unas 400.000 piezas de construyó un Volkswagen Kombi que fue una de las grandes atracciones este año en F.RE.E, la exposición de turismo y tiempo libre más importante de Alemania, que se realiza en Munich. Trabajaron 12 profesionales del armado en Lego durante seis semanas, para lograr un modelo de cinco metros de largo, 1,9 metro de ancho y casi dos metros de alto, que se exhibió junto con un modelo “de verdad” del Bulli, o Transporter. Incluso el interior fue construido como una verdadera combi para turismo y hasta tiene detalles funcionales, como la apertura del techo, en una obra que pesa 700 kilos.

La Kombi construida en Lego tiene hasta el detalle del techo que se abre
La Kombi construida en Lego tiene hasta el detalle del techo que se abre

Honda Type R

Otro deportivo, en este caso japonés, fue reproducido en tamaño real con piezas de Lego. El Honda Type R nació en Australia, por iniciativa de la subsidiaria local de la marca nipona, allí se mostró al mundo pero podría ser una pieza de exhibición itinerante. Son 400.000 componentes, montados sobre una plataforma de acero, que le dan un peso de 1300 kilos, casi lo mismo que el original.

Para el Type R se utilizaron 400.000 piezas de Lego; se construyó en 1300 horas
Para el Type R se utilizaron 400.000 piezas de Lego; se construyó en 1300 horas

Para su construcción trabajaron nueve personas durante 1300 horas para conseguir detalles de terminación impactantes, y sólo con piezas originales de Lego, sin haber tenido que recurrir a fabricadas especialmente para esta maqueta. En este modelo se copiaron fielmente las líneas originales del vehículo de Honda, e incluso se reprodujeron los detalles más pequeños, como las pinzas de freno, en color rojo, que incluye la palabra Brembo, la marca que porta el modelo de serie.

Ford Mustang 1964

En el parque LegoLand de Florida, Estados Unidos, hay una réplica en tamaño real del Ford Mustang V8 coupe, la primera versión de uno de los autos deportivos más emblemáticos de la historia, y que sigue vigente en la actualidad. Es una de las atracciones del parque, construida con 194.900 piezas, que necesitó de 1200 horas de trabajo.

El primer Mustang, de 1964, en el predio de LegoLand, en Florida
El primer Mustang, de 1964, en el predio de LegoLand, en Florida

Pesa 776 kilos, y mide 4,57 metros de largo, 1,82 de ancho y 1,20 de alto, las medidas casi exactas del original. Está acompañado por un parlante que recrea el sonido del motor V8 de 275 caballos de aquel pony car que sorprendió al mundo.

Chevrolet Silverado

General Motors hizo su aporte no sólo a la recreación de un modelo propio de juguete en tamaño real, sino porque además la Chevrolet Silverado tiene una participación en The Lego Movie 2, la película estrenada a principios de 2019. La reproducción es tan brutal como la pick up original: seis metros de largo por 2,43 metros de ancho y 1,8 metro de alto, con un peso aproximado de unos 1.500 kilos.

La comparación de las dos Silverado, la real y la réplica fiel con ladrillos de juguete
La comparación de las dos Silverado, la real y la réplica fiel con ladrillos de juguete

Para construir la réplica se utilizaron 334.544 ladrillos Lego 2x8, rojos en su mayoría. Cada pieza fue seleccionada a mano y colocada por un constructor especialmente capacitado. Se requirieron 2.000 horas de trabajo para ensamblar todas las piezas y más de 18 constructores especializados en Lego. Y fue una de las atracciones de GM en el Salón de Detroit, la muestra más importante de la industria estadounidense.

Ferrari SF70H

Sebastian Vettel y la Ferrari SF70H les dieron gran pelea a Lewis Hamilton y el Mercedes F1 W08 en la temporada 2017 del campeonato de Fórmula Uno. Con ese monoposto, el piloto alemán ganó cinco carreras y completó 13 podios, los mismos que el británico, finalmente coronado como monarca del año. Ese modelo de Ferrari, que también condujo el finlandés Kimmi Raikkonen, fue replicada en tamaño real con 349.911 piezas de Lego. Si se lo observa desde lejos incluso puede prestarse a la confusión. La Ferrari SF70H de la maqueta, que necesitó 750 horas para su construcción, pesa 567 kilos, 250 menos que el monoposto verdadero.

El monoposto de Ferrari utilizado en la temporada 2017 de la Fórmula Uno
El monoposto de Ferrari utilizado en la temporada 2017 de la Fórmula Uno

Renault RS17

El Renault RS17 no pasará a la historia como un digno representante de la marca en la Fórmula Uno. De hecho, los tres pilotos que participaron en la temporada 2017 (el finlandés Niko Hulkebnerg, el británico Joylon Palmer y el español Carlos Sáinz Jr.) ni siquiera sumaron un podio. Pero este modelo de la casa francesa quedó inmortalizado en una maqueta de tamaño original de Lego, como parte de la celebración por el 40 aniversario de Renault en la máxima categoría del automovilismo internacional.

No tuvo grandes resultados en el campeonato de la F-1, pero el Renault quedó inmortalizado en Lego para celebrar los 40 años en la máxima categoría
No tuvo grandes resultados en el campeonato de la F-1, pero el Renault quedó inmortalizado en Lego para celebrar los 40 años en la máxima categoría

Fueron unas 313.000 piezas las involucradas en la construcción de este juguete, que es de plástico salvo los neumáticos y volante, que son réplicas de los originales. Este monoposto de 5,4 metros de largo cumplió además con un fin benéfico: fue vendido en una subasta, a cambio de 95.000 euros, dinero que fue donado por Renault a Unicef.

Ford Explorer

Otra atracción que vincula a Ford con LegoLand es un modelo del SUV Explorer, en su versión 2012, que es una verdadera mole: pesa 1200 kilos por los 380.000 bloques que se utilizaron para su construcción, en la que trabajaron 22 personas durante 2500 horas. Aunque está en Florida, la presentación de esta maqueta se hizo en la planta que Ford tiene en la ciudad de Chicago, donde se ensambla este vehículo. La versión de juguete de este SUV, que se produce desde 1990, es parte de la Ford Driving School de LegoLand, además del Mustang.

EL SUV Explorer, rodeado de chicos en LegoLand
EL SUV Explorer, rodeado de chicos en LegoLand

Toyota Camry

Como sucedió con el Honda Type R, otro representante en Australia de un gigante japonés construyó en Oceanía una réplica de un auto emblemático: el Toyota Camry, el sedán de la marca más vendido en la historia de Estados Unidos. Para su montaje, fue convocado Ryan 'The Brickman' McNaught, que es el único profesional certificado por Lego en el hemisferio sur y uno de los 14 expertos reconocidos en todo el mundo.

Fueron necesarias 900 horas de trabajo, repartidas en ocho semanas, para crear la réplica del Toyota, que está formada por más de medio millón de bloques de LEGO y pesa dos toneladas, 400 kilos más que el auto real.

El Camry fue creado por uno de los 14 especialistas que Lego tiene para sus grandes creaciones en el mundo
El Camry fue creado por uno de los 14 especialistas que Lego tiene para sus grandes creaciones en el mundo

Batimóvil

Si construir un auto, cualquiera, en tamaño real con piezas de Lego de por sí ya es una excentricidad, qué decir del Batimóvil que General Motors realizó como parte de la promoción de la película animada de Batman, que fue presentado en el Salón de Detroit 2017. Es una mole de 345.000 bloques, que requirió de 222 horas para diseñarlo y 1833 para montarlo. Mide cinco metros de largo y apenas supera los 2.10 metros de alto. Su peso total es de 769 kilos; sólo cada rueda pesa 45 kilos. En el prototipo -al igual que en automóvil original- predomina el negro, aunque en la construcción utilizaron 17 colores diferentes para los pequeños detalles de uno de los vehículos cinematográfico más famosos. Pero de juguete.

El Batimóvil construido por General Motors fue presentado en el Salón de Detroit 2017
El Batimóvil construido por General Motors fue presentado en el Salón de Detroit 2017

SEGUÍ LEYENDO