Un soldado vigila afuera del palacio de gobierno de Culiacán (Foto: Alfredo Estrella/AFP)
Un soldado vigila afuera del palacio de gobierno de Culiacán (Foto: Alfredo Estrella/AFP)

Durante el operativo para detener a Ovidio Guzmán López, en Culiacán, Sinaloa, mandos militares recibieron videos de soldados capturados por sicarios del Cártel de Sinaloa e incluso uno de ellos fue presuntamente ejecutado, según un informe del diario estadounidense The Wall Street Journal.

Después de la detención del hijo del narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, el jueves por la tarde, grupos del crimen organizado realizaron al menos 19 bloqueos de vialidades, 14 agresiones con armas de fuego a militares y elementos de la Guardia Nacional.

Por estos hechos, 7 integrantes de la milicia y de la Fuerza Aérea resultaron heridos, aseguró Luis Cresencio Sandoval, secretario de la Defensa durante una conferencia de prensa en Sinaloa esta mañana.

En el mismo evento, el titular de la Sedena confirmó que ocho elementos de la tropa quedaron retenidos por los criminales, aunque aclaró que posteriormente habían sido liberados.

Sin embargo, los reporteros José de Córdoba y David Luhnow del diario estadounidense destacaron que “El Ratón Nuevo”, como apodan al hijo del capo, fue liberado después de que oficiales de alto rango del gobierno mexicano tuvieron conocimiento de que al menos seis militares eran retenidos por pistoleros en Culiacán.

Además, los atacantes habrían enviado dos videos a las autoridades en los cuales aparecían algunos elementos de las fuerzas armadas, quienes habían sido capturados por grupos criminales.

"Uno mostraba a integrantes de una patrulla militar quienes fueron capturados y eran retenidos como rehenes, y otro muestra a un soldado en uniforme, atado y descalzo, quien es ejecutado con un disparo en la cabeza en una calle de la capital sinaloense”, destaca el diario.

Las imágenes no muestran si el soldado ejecutado era un rehén tomado durante la ola de violencia sufrida durante la tarde de ayer en Culiacán. El rotativo estadounidense pidió un comentario a las autoridades mexicanas, pero no les devolvieron la llamada hasta su cierre de edición.

En la conferencia de esta mañana, el secretario de Seguridad Ciudadana, Alfonso Durazo, negó que el país se encuentre en un “Estado Fallido”, y reconoció que esta operación de captura fue la que fracasó.

Su enfoque de la creciente violencia y derramamiento de sangre en México dependerá de la persuasión. “La estrategia anterior convirtió al país en un cementerio”, dijo. "No queremos eso. Nada a través del uso de la fuerza. Intentaremos razonar ”.

López Obrador puede intentar hacer girar lo que sucedió todo lo que quiere, pero Culiacán ha sentado un precedente. Si Calderón y Peña Nieto se basaron únicamente en la ejecución, López Obrador ha optado por renunciar al poder legítimo del Estado. El jueves, después de ser invadido y coaccionado por una organización criminal que asedió al país durante años y convirtió a una de las ciudades más grandes de México en un campo de batalla, el gobierno mexicano se rindió. Los carteles seguramente lo notarán.