Klopfer (en la imagen) perdió su licencia en 2016, y murió el pasado 3 de septiembre. Su familia revisaba las pertenencias de su casa cuando encontraron los restos de fetos (Foto: AP)

La familia de un doctor abortista fallecido en Illinois encontró el jueves más de 2.000 restos de fetos médicamente preservados en la casa del difunto, dijeron las autoridades.

El abogado de la familia de Ulrich "George" Klopfer llamó a la Oficina del Forense del Condado de Will esa tarde para informar que habían encontrado lo que parecían restos de fetos, dijo el sheriff del condado en un comunicado. Klopfer, que murió el 3 de septiembre, trabajó durante décadas en la clínica Women's Pavilion en South Blend, Indiana, y en clínicas en Gary y Fort Wayne.

Los investigadores llegaron a la casa de Klopfer y hallaron 2.246 restos de fetos, según el sheriff. Los restos fueron llevados a la oficina del forense.

No existen pruebas que indiquen que el doctor Klopfer practicara los abortos en su casa, y su familia está cooperando con la investigación, informó la oficina del sheriff. Hasta el momento, no se ha facilitado más información.

La clínica en la que trabajaba el médico, Women’s Pavilion, cerró sus puertas en 2016 (Foto: Reuters)
La clínica en la que trabajaba el médico, Women’s Pavilion, cerró sus puertas en 2016 (Foto: Reuters)

Klopfer está considerado el médico abortista de Indiana "más prolífico", con decenas de miles de intervenciones realizadas, según el diario local South Bend Tribune. El estado le quitó la licencia médica en 2016, por no ejercer de forma diligente y por violar los requisitos de notificación y documentación, informó el Tribune. La clínica The Women's Pavilion cerró el mismo año.

En Indiana, los restos de fetos deben ser enterrados o incinerados. La republicana Jackie Walorski dijo en un comunicado que consideraría proponer una legislación federal relacionada con el procedimiento adecuado de los restos de un feto tras el aborto. Walorski también llamó a las autoridades estatales y federales a llevar a cabo una investigación completa sobre el caso de Klopfer.

Jeanne Mancini, presidenta de la organización antiaborto "March of Life", dijo que los restos de fetos hallados supuestamente en casa de Klopfer eran un recordatorio de que es "escandaloso" que los activistas pro-aborto y muchos políticos defiendan cada vez menos regulaciones sobre el procedimiento.

(Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

"Instamos a una investigación exhaustiva de este caso para que se haga justicia, y así el público tome conciencia de lo que realmente sucede dentro de la industria del aborto", dijo Mancini en un comunicado.

El descubrimiento macabro de los restos de fetos recuerda al caso de Kermit Gosnell, un doctor de Philadelphia que está cumpliendo una cadena perpetua, después de que un jurado lo condenara en 2013 de asesinato por cortar las médulas espinales de tres bebés que respiraron durante unos segundos fuera del vientre. Los investigadores hallaron miembros desmembrados en jarras de leche y frascos de vidrio dentro de la clínica de Gosnell.

Los restos hallados presuntamente en la casa de Klopfer también resonaron por la ubicación de su clínica en South Bend, cuyo alcalde es Pete Buttigieg, candidato presidencial demócrata a las elecciones de 2020. Los círculos antiaborto estallaron este mes con la declaración que hizo Buttigieg en el programa de radio The Breakfast Club, donde afirmó que la biblia explica que "la vida comienza con la respiración".