(Foto: Archivo)
(Foto: Archivo)

Ella se aferró a la roca escarpada descalza y sin cuerdas de seguridad, y sin un equipo de escalada a la vista. A su izquierda, la enorme cabeza de piedra de George Washington sobresalía del lado de la montaña de granito. A su derecha, la encajonaba la cabeza igualmente impresionante de Thomas Jefferson. A unos cinco metros por encima estaba la parte más alta del Monte Rushmore.

Los agentes del Servicio de Parques Nacionales dijeron que ese fue el punto en el que Alexandria Incontro se detuvo finalmente el pasado viernes, cuando escaló ilegalmente la histórica escultura mientras visitaba el monumento en Dakota del Sur con su familia, según los documentos judiciales de la corte.

El lunes, la chica de 30 años de Omaha, se declaró culpable de escalar el Monte Rushmore, dijeron los informes. La multaron con USD 1.000 y con una tasa de USD 30.

"La señora Incontro parecía una persona amable que estaba 'teniendo su día', por así decirlo", comentó su abogado, Thomas Harmon a The Washington Post.

El Servicio de Parques no respondió a una petición de comentarios el martes por la noche.

El torrencial de llamadas llegó poco después de las 19:00 horas del viernes, según el informe del incidente. Una persona había saltado la barrera colocada para mantener a los visitantes a distancia de la escultura y había ignorado las señales de advertencia naranjas, explicaron los testigos. La mujer estaba empezando a escalar la pila masiva de rocas sueltas situadas en la base de la escultura.

Cuando un agente federal y un guardaparques llegaron, la indómita visitante ya estaba ascendiendo sin pausa, dice el informe. El guardaparques le dijo a Incontro que bajara y ella le respondió diciéndole algo así como: "Quieres que baje rápido o lento?" Después, ella continuó escalando, dijeron los agentes.

El oficial y el guardaparques siguieron a Incontro, trepando detrás de ella mientras escalaba más y más alto sin zapatos, cuerdas o equipo de seguridad, dijeron los documentos.

El Monte Rushmore tiene una altura de 1608 metros (Foto: Archivo)
El Monte Rushmore tiene una altura de 1608 metros (Foto: Archivo)

Para cuando el agente se acercó lo suficiente a Incontro para hablar con ella de nuevo, la escaladora se las había ingeniado para alcanzar el punto elevado entre Washington y Jefferson. El imponente monumento que lleva talladas las caras de cuatro ex presidentes, se sienta junto a la cima del Monte Rushmore, que tiene una altura de 5275 pies (1608 metros).

"Desde mi perspectiva, parecía estar en una roca vertical a aproximadamente 15 pies (4.57 metros) de la parte superior de la escultura", escribió el agente en el informe.

La pareja habló durante "varios minutos" hasta que el agente pudo convencer a Incontro de que revirtiera el camino y descendiera la montaña.

La arriesgada escalada de Incontro le provocó rasguños en los brazos y en las piernas, y heridas menores en sus pies, recoge el informe. Fue arrestada y acusada de escalar el monumento, violar un cierre o un límite al uso público, traspasar una propiedad no abierta al público y desobedecer la orden de un agente de la ley. El lunes, después de que Incontro se declarara culpable por escalar la montaña, los fiscales desestimaron los otros cargos.

Esta madre, que estaba en el parque con sus dos hijos menores y más de una docena de familiares, es la última persona en aventurarse a saltar los límites del Monte Rushmore. Desde que se completara la escultura en 1941, decenas de personas, desde manifestantes hasta visitantes curiosos del parque, han intentado subirse o acercarse a las caras de granito.

En la década de los 70, activistas nativos americanos ocuparon el monumento al menos dos veces, para protestar por las violaciones de los tratados de Fort Laramie, que dejaron áreas del oeste del río Missouri a las tribus Lakota o Sioux.

"En el Monte Rushmore nosotros fuimos directos a la cima: esos son nuestros derechos por tratado, nos pertenece esa tierra, o vamos a ir directos a la cima", dijo el activista nativo Russell Meand en una entrevista en 2009. "Cuatro hombres blancos allí arriba, y yo hice pis en la cabeza de George Washington – uno de los momentos de más orgullo de mi vida. Justo delante de Dios y de todo el mundo".

Desde que se completó su construcción en 1941, varios visitantes y activistas han trepado ilegalmente el monumento (Foto: Archivo)
Desde que se completó su construcción en 1941, varios visitantes y activistas han trepado ilegalmente el monumento (Foto: Archivo)

Más de una década después el Monte Rushmore se convirtió en el sitio de otra protesta cuando los miembros de Greenpeace intentaron desplegar banners sobre la roca tallada para protestar por los efectos de la lluvia ácida. Cinco activistas escalaron la parte posterior de la escultura utilizando un sendero destinado al mantenimiento del parque, pero les detuvieron antes de que ellos pudieran colocar los carteles, uno de los cuales era una máscara de gas que pensaban colocar alrededor de la cara de Washington, según informó el diario Rapid City Journal. De acuerdo a The Jorunal, los integrantes del grupo fueron los primeros en pasar tiempo en prisión por violar las reglas de no traspasar ni trepar el memorial.

Pero el castigo no pareció suponer un gran impacto para la organización. En 2009, los activistas de Greenpeace volvieron al monumento y colgaron con éxito un banner cerca de la cara de Abraham Lincoln que instaba a tomar acciones más agresivas contra el cambio climático, informó el reportero de The Washington Post, David A. Fahrenthold. Esa vez, tres personas se las ingeniaron para alcanzar la cresta sobre la escultura y hacer rappel por el frente con el banner.

Los atrevidos escaladores y ocho activistas más fueron detenidos en el parque. El grupo tuvo que pagar más de USD 30.000 y sus miembros fueron forzados a hacer servicios comunitarios, anunció un nuevo reportaje publicado en 2010.

Tras los dos accidentes de Greenpeace, la seguridad del parque se reforzó, y se llevaron a cabo mejoras que costaron millones de dólares, informó The Journal.

Aún así, hay personas que continúan trepando el Monte Rushmore y cada año se producen varios incidentes, dijeron los agentes del parque.

"Estas personas son atraídas por alguna razón desconocida a saltarse las normas y escalar la escultura", dijo el portavoz del parque, Maureen McGee-Ballinger, a la agencia Associated Press (AP) en 2012, después de que un hombre de Chicago fuera arrestado y multado por adentrarse en el área restringida.

En una entrevista con WGN Radio, Patrick Marshall defendió que él no sabía que era ilegal escalar las rocas. 

"Pensaba que se podía correr alrededor de la escultura", dijo Marshall. "No sabía otra cosa".

El pasado julio, un joven de 19 años de Michigan también pareció desconocer las repercusiones de escalar el monumento cuando escaló hasta un punto justo debajo de Washington, informó Kansas City Star.

"¡Lo siento, amigo! Sólo lo hice por diversión" le dijo Zachary Schossau al guardaparques que lo encontró.

El viaje de Incontro a la montaña la semana pasada, sin embargo, parece sobresalir de los intentos anteriores. En 2018, Don Hart, el jefe de los guardabosques en el Monte Rushmore, le dijo al Capital Journal que no sabía de nadie que hubiera subido a las rocas reales. "Tenemos un montón de gente que está en la pendiente del talud", dijo Hart, haciendo referencia a la pila de rocas escarpadas en la base del monumento.