Tanya Gersh abraza a su padre tras conocer la resolución del juez (Foto: AP)
Tanya Gersh abraza a su padre tras conocer la resolución del juez (Foto: AP)

El llamado a las armas apareció en el Daily Stormer, un conocido sitio web neonazi, en diciembre de 2016.

"¿Están todos listos para una "Tormenta de Trolls" ya pasada de moda?" escribió Andrew Anglin. "Porque es la hora familia".

Con eso, Tanya Gersh, una agente de bienes raíces de la pintoresca comunidad turística de Whitefish, Montana, vio su vida alterada. Gersh, su marido y su hijo de 12 años recibieron malignas llamadas telefónicas, mensajes de texto, emails, y publicaciones en redes sociales, muchas de las cuales contenían amenazas de muerte e insultos antisemitas. A Gersh, que es judía, le dijeron que debería haber perecido en el Holocausto, y recibía a través de su email espeluznantes audios con el sonido de una pistola disparando una y otra vez. Ella comenzó a sufrir ataques de pánico que le hacían vomitar y le provocaban dificultad para respirar.

"Estaba asustada hasta el punto de que no podía pensar bien", dijo Gersh a los reporteros la semana pasada, después de una audiencia oral. "Hablamos de despertar a nuestros niños en medio de la noche para huir de los nazis".

El lunes, un juez federal recomendó que Anglin debería pagar más de USD 14.000.000 por daños, al entender que el neonazi había "actuado con verdadera malicia" cuando publicó la información de contacto de Gersh en Internet, y animó a sus seguidores a acosarla. ("Díganles que se sienten enfermos por las actividades judías de su agenda", escribió Anglin). A pesar de que no está claro si ella va a ver jamás ese dinero, Gersh dijo en lunes que la postura del juez envió un mensaje claro a Anglin y otros extremistas.

"Esta demanda siempre ha consistido en evitar que otros vivan el terror que sufrí yo a manos de un neonazi y sus seguidores", dijo en un comunicado.

El aluvión de invectivas en línea y las amenazas que Gersh y su familia recibieron, siguieron a las acusaciones que aseguraban que ella había intentado extorsionar a la madre del reconocido nacionalista blanco Richard Spencer. A finales de 2016, Sherry Spencer, propietaria de un edificio comercial en Whitefish, se enfrentó al escrutinio por las opiniones racistas de su hijo, y algunos residentes debatieron si debían organizar protestas por fuera de la propiedad.

Cuando Gersh se enteró de las posibles protestas, ella contactó a algunos de los amigos que habían alquilado un espacio en el edificio para avisarles, según aparece en la demanda que presentó el Southern Poverty Law Center (SPLC) en su nombre. Posteriormente, recibió una llamada de Sherry Spencer, que le pedía su consejo.

Gersh le sugirió a Spencer que vendiera el edificio, hiciera una donación y rechazara públicamente las declaraciones de su hijo, según informa la demanda. Al principio, Spencer parecía receptiva, pero pronto cambió de opinión. En una publicación en Medium, desde entonces eliminada, acusó a Gersh de trata de amenazarla para que vendiera.

Al día siguiente, el 16 de diciembre de 2016, un post titulado "Los judíos apuntan a la madre de Spencer para hostigarla y extorsionarla – ¡ACTÚA!" apareció en el Daily Stormer. Era el primero de los al menos 30 artículos que el sitio publicaría sobre Gersh, según la demanda.

(Foto: Archivo)
(Foto: Archivo)

Anglin supuestamente incluyó números de teléfono, direcciones de email, y links a los perfiles de redes sociales de la familia más cercana de Gersh, amigos y compañeros, animando a sus seguidores a "dar a conocer sus opiniones". Si ellos estaban en Whitefish, sugirió, podían incluso "detenerla y decírselo en persona". En abril de 2017, cuando el SPLC presentó la demanda contra Anglin, Gersh y su familia habían recibido más de 700 mensajes de odio. (Sherry Spencer condenó la acción de los trolls en una declaración publica en Medium, según informó NPR).

Después de intentar sin éxito que se desestimara el caso valiéndose en la Primera Enmienda, Anglin no se presentó a ninguna de las audiencias judiciales, según el diario Missoulian. Su paradero no está claro, y perdió la oportunidad de preparar una defensa contra la demanda cuando se negó a viajar a EEUU para una deposición en abril, alegando que ya no era un ciudadano estadounidense y que enfrentaría violencia y hostigamiento si regresaba.

Su decisión podría haberse visto motivada por el hecho de que enfrenta varias demandas de otras personas cuyos nombres aparecieron en the Daily Stormer. En junio, un juez federal le ordenó a pagar USD 4.100.000 al comediante musulmán y presentador de radio Dean Obeidallah, quien demandó a Anglin por difamación, después de que este le acusara de planear el ataque terrorista que mató en mayo de 2017 a 22 personas en el concierto que dio Ariana Grande en Manchester, Reino Unido.

Después de que Anglin perdiera la oportunidad de impugnar la demanda de Montana, sus abogados se retiraron del caso, dejándolo sin representación legal. No respondió a una petición de comentarios.

La semana pasada, en la corte, Gersh describió cómo ella había pasado años construyendo una carrera profesional y una vida en Whitefish, sólo para ver cómo todo se desmoronaba después de que Anglin editara imágenes del Holocausto en fotografías de ella y de su hijo de 12 años, informó el Missoulian. Su terapeuta testificó que desarrolló un trastorno de estrés postraumático a causa del hostigamiento, y que no ha podido curarse por completo porque le siguen llegando mensajes amenazantes. El ataque de los trolls también causó que sus ingresos en el negocio de bienes raíces cayeran el picado, según el testimonio.

Tras calificar la conducta de Anglin de "particularmente atroz y censurable", el juez de la corte, Jeremiah C. Lynch, recomendó el lunes que se le pague a Gersh más de USD 4.000.000 en daños compensatorios, así como el máximo estatal de USD 10.000.000 en daños punitivos. La semana pasada, en la corte, dijo que lo que sufrió la agente de bienes raíces fue "una atrocidad", según el Missoulian.

La recomendación está sujeta a la aprobación del juez principal del Tribunal de distrito de EEUU en Montana, y dado que Anglin parece estar en paradero desconocido, no está claro si pagará jamás ese dinero. El Daily Stormer fue prohibido tanto por Google como por la empresa de alojamiento GoDaddy en 2017, pero continúa manteniendo una presencia activa en línea, publicando frecuentemente artículos escritos por Anglin. El equipo legal de Gersh le dijo a The Missoulian el lunes que tiene la intención de hacer cumplir una orden que le impide operar el sitio a través de cualquier compañía de dominio nacional. Los abogados también categorizaron los hallazgos del juez como una victoria simbólica.

"No escatimaremos esfuerzos para recopilar la propiedad real, personal e intelectual de Andrew Anglin, que está sujeta a cobro en EEUU, pero la verdadera historia aquí es que Tanya Gersh, una agente de bienes raíces de una pequeña ciudad de Montana se enfrentó a la "la web nazi más notoria de Internet" y ganó", dijo David Dinielli, subdirector jurídico del SPLC, a The Washington Post en un correo electrónico.

"Andrew Anglin no tuvo el coraje de dar una deposición privada en un lugar no revelado", agregó. "Tanya Gersh, por el contrario, testificó en público en un tribunal federal y demostró definitivamente que los esfuerzos de Anglin por aterrorizarla y deshumanizarla porque es judía no tuvieron éxito, ni lo lograrán".