La familia Grossman acusa al distrito escolar de Rockaway Township de negligencia
La familia Grossman acusa al distrito escolar de Rockaway Township de negligencia

Durante meses y con sólo 12 años de edad, Mallory Grossman recibió las burlas mediante mensajes de texto, posteos en Instagram y Snapchats.

Le decían que era una perdedora y que no tenía amigos. En un punto, según el abogado de la familia de Mallory, las niñas llegaron a preguntarle: "¿Por qué no te matas?".

En clase y los pasillos de la escuela Rockaway Township en Nueva Jersey, un grupo de niñas de sexto grado no paraba de atormentarla, según compartió su familia. La provocaban, le miraban mal y a la vez le hacían notar su desprecio por ella al echarla de la mesa donde almorzaban.

Según sus padres, los desaires comenzaron a afectar a la alegre porrista y gimnasta. Sus calificaciones comenzaron a empeorar. En casa, se quejaba de los constantes dolores de cabeza y de estómago. Les rogaba constantemente faltar a la escuela.

Luego de que el bullying comenzara, los padres de Mallory decidieron hablar con sus maestros, consejeros y el personal administrativo de la escuela, además de los padres de otros estudiantes. Les suplicaron que les ayudaran a poner un fin a la maldad.

El 14 de junio de 2017 Mallory se quitó la vida. La forma de muerte no fue compartida.

Su suicidio conmocionó al distrito escolar y a la comunidad de Nueva Jersey en general, hogar de una de las leyes más duras de todo EEUU en contra del bullying.

Mallory era una destacada atleta y porrista
Mallory era una destacada atleta y porrista

Ahora sus padres han anunciado que demandarán al distrito escolar de Rockaway Township y a sus administradores quienes "ignoraron meses de pedidos por detener esta situación", según compartió el abogado Bruce Nagel en una conferencia de prensa. "Se trata de un caso grave de negligencia" aseguró el defensor de la familia.

Greg McCann, el superintendente del distrito, compartió un comunicado en el que asegura no poder discutir el caso dado que se encuentra en plena investigación y agregó que "los maestros, el staff y los administradores están y seguirán estando comprometidos a proteger los derechos y la seguridad de todos sus estudiantes".

Las acusaciones provienen enteramente de los padres, quienes no han presentado ejemplos específicos como mensajes de texto o posteos en redes sociales. Tampoco han sido verificados de forma independiente.

La madre de Mallory asegura que la niña sufría bullying por el resentimiento de sus compañeras
La madre de Mallory asegura que la niña sufría bullying por el resentimiento de sus compañeras

Nagel dijo que los padres esperan que la muerte de Mallory pueda destacar la "epidemia" de ciberbullying que está ocurriendo en las escuelas de toda la nación.

"Estamos aquí hoy para para iluminar el hecho de que este pequeño dispositivo puede ser letal en las manos del niño equivocado" compartió Nagel, mientras sostenía un iPhone ante los periodistas y las cámaras presentes.

Las escuelas siempre han luchado por combatir el bullying en los pasillos, las aulas y los patios. Pero el auge de Internet y los smartphones ha hecho que este desafío sea todavía más grande. Es fácil para los jóvenes hacerlo y se encuentra disponible para que todos lo vean, lo que hace que la sensación de humillación de la víctima sea mayor.

Un estudio reciente que involucró a 5.600 niños de todo el país, con edades entre los 12 y 17 años, reveló que el 37 por ciento había experimentado el ciberbullying.

Diane Grossman instó a las autoridades escolares a tomar cartas en el asunto pero su ruego no habría sido atendido
Diane Grossman instó a las autoridades escolares a tomar cartas en el asunto pero su ruego no habría sido atendido

Mientras tanto, el número de suicidios entre adolescentes ha aumentado dramáticamente en las últimas décadas, según un estudio realizado por la Academia de Pediatría Americana. El reporte halló que "el bullying tiene una clara relación" con la intención de suicidarse o la concreción de dicho acto. Además, la investigación reveló que el uso excesivo de Internet "estaba fuertemente asociado a niveles más elevados de depresión" y pensamientos suicidas.

La familia Grossman podría también iniciar acciones legales contra los padres de las cuatro niñas que atacaron a Mallory. Su madre, Diane Grossman, dijo que habló con la madre de una de las involucradas la noche antes que su niña decidiera quitarse la vida.

Esta desestimó el bullying y le dijo a Grossman que se trataba de "un gran chiste" y que no debería preocuparse por ello. Tres minutos luego de que Grossman le pidiera a la mujer que su hija dejara de enviarle mensajes a Mallory, la niña recibió textos de su compañera, según compartió la familia.

Diane Grossman cree que las niñas dirigían sus burlas a Mallory por resentimiento.

"Era popular dentro de su círculo" dijo. "Era una atleta, una niña callada y buena estudiante" agregó. "Creo que representaba lo que ellas no podían ser".