Imagen compuesta; original de Mark Brake/Getty Images
Imagen compuesta; original de Mark Brake/Getty Images

Si conocen a alguien que esté realmente entusiasmado con el 'Teslaquila', ahora es el momento de dejar de ser su amigo.

Estados Unidos – Una ventaja de que los titanes corporativos ricos y poderosos muestren regularmente sus traseros en internet es que la lealtad a las marcas nos brinda más información que nunca sobre un consumidor determinado. Sin embargo, esto podría ser malo y agotador, pero de cualquier manera, definitivamente es la nueva realidad de los juicios que emite la sociedad.

Por ejemplo: puedo decirles que detestaría quedarme atrapada en una conversación prolongada en una fiesta casera con alguien que está entusiasmado con el tequila marca Tesla. Y si bien esto es cierto aunque sea un caso hipotético, pronto podría haber tequila en la cava de una persona que nos haría pensar dos veces antes de llevar expediciones tripuladas a Marte.

La idea del "Teslaquilla" [sic] se lanzó por primera vez como una broma del Día de los Inocentes en el Twitter de Elon Musk como parte de lo que parece ser un golpe sutil de autodesprecio.

Elon fue hallado desmayado sobre un Tesla Model 3, rodeado de botellas de “Teslaquilla”, con las marcas de las lágrimas aún visibles en sus mejillas. No es un mensaje innovador, porque, obviamente, ¿cuál es el punto? ¡Feliz nuevo mes!

Recientemente, Musk tuiteó que el "Teslaquila llegará próximamente" en respuesta a la noticia de que Tesla ha solicitado oficialmente una patente para el nombre.

Y luego tuiteó esto, que es como los innovadores millonarios dicen "foto".

El alcohol de marca no es la peor manera de expandir el alcance de una compañía que ganó renombre con la promesa de autos que se conducen por sí mismos (¡sin necesidad de un conductor designado!). Lo que sí es seguro es que parece decir "crisis de la mediana edad", tanto para Musk como para quien termine comprando estas botellas en eBay en un par de años.

Publicado originalmente por VICE.com