El canciller del régimen chavista, Jorge Arreaza, inició este lunes su visita oficial a Irán, país con el que Nicolás Maduro mantiene estrechos vínculos frente a la presión internacional de cerca de 60 países que reconocen a Juan Guaidó como presidente de Venezuela.

Arreaza, quien aterrizó en la capital iraní a última hora del domingo, encabeza una delegación de alto nivel, según indicó el Ministerio de Exteriores de Irán. Por su parte, Caracas confirmó el encuentro con su homólogo iraní, Mohamad Javad Zarif: “Para dar inicio a la agenda de trabajo que se desarrollará desde Teherán, el canciller de la República Islámica de Irán, Javad Zarif, recibe al canciller Jorge Arreaza, para sostener una reunión bilateral”.

Tras el encuentro, Arreaza reportó detalles de lo conversado con el “hermano” canciller. “Revisamos temas de geopolítica mundial y nuestra relación estratégica bilateral. Ambos hemos coincidido en la necesidad de defender y fortalecer el Derecho Internacional, la Carta de la ONU y el Multilateralismo”, escribió.

El funcionario chavista estará tres días en el país y también tiene agendado un encuentro con el presidente persa, Hassan Rohani, quien se reunió con Nicolás Maduro el pasado octubre durante la cumbre del Movimiento de Países No Alineados (Mnoal).

Las relaciones entre Teherán y Caracas son muy estrechas desde la época del fallecido caudillo Hugo Chávez, cimentadas en su oposición mutua a Estados Unidos, al que Irán ha acusado de injerirse en los asuntos internos de Venezuela.

La visita de Arreaza a Irán se produce a continuación de su estancia en China, país al que el canciller consideró “un aliado fundamental” para diversificar la economía venezolana.

También coincide con una escalada de la tensión entre Teherán y Washington, que estalló con el asesinato en un bombardeo estadounidense en Bagdad del poderoso general iraní Qassem Soleimani, al que Irán respondió atacando una base militar en Irak con presencia de tropas de EEUU.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: