Estudiantes venezolanos (Leo Álvarez)
Estudiantes venezolanos (Leo Álvarez)

La marcha de los estudiantes universitarios que se dirigió hasta el principal cuartel venezolano, el Fuerte Tiuna, puso en alerta al Gobierno Nacional y a la Fuerza Armada, que desde muy temprano se desplegó para bloquear los accesos a la instalación, a la vez que hubo mucho movimiento de tanquetas y equipos antimotines. Los estudiantes salieron de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y, con algunos obstáculos, una comisión finalmente fue recibida por un grupo de cadetes.

La acción trajo muchas críticas al interior de la institución armada, a pesar de que la cúpula militar se encargó de demostrar lo que han hecho con lo que es el crisol de la institución, sus estudiantes, los futuros oficiales. Aunque reconociendo que se pasa hambre y hay escasez de medicinas, un famélico cadete, el guardiamarina mayor, defendió ardientemente, ante los universitarios, que la causa es el bloqueo económico impuesto por los Estados Unidos. Con cara de frustración su interlocutor lo oyó en silencio, aunque con gestos de impotencia.

El estudiante universitario Rafael Punceles, Consejero Universitario de la Universidad Católica Andrés Bello, dijo: "El mensaje es que este país tiene que dar paso a la democracia y a la libertad, y tenemos que hacerlo juntos. El paso tiene que ser por una vía que permita una solución democrática y es con condiciones”.

“Aquí los estudiantes sabemos lo que implica los partidos políticos en este país. Y la Fuerza Armada no puede tener militancia política, no ponernos la franela de un color. En la Fuerza Armada tiene que haber Academia Militar. Ustedes tienen que saber que su deber es con la institucionalidad, con Venezuela”.

En tono de reproche señaló que “decir que alaban a un comandante supremo, indistintamente de lo que crean, es violar lo que significa qué es ser militar, que es defender a los venezolanos, la subordinación al poder civil. Y la convocatoria es para Fuerte Tiuna porque sabemos que el control militar lo tienen ustedes. Esas personas que gobiernan, que tienen nuestra foto, que nos investigan, tienen que entender que ¿para qué más persecución? El país está perdido. Es el momento de dar el paso adelante”.

El guardiamarina mayor, que es el cadete más antiguo de la Escuela Naval de Venezuela, dijo por su parte: “Aunque usted no lo crea, me siento muy orgulloso de que nosotros como Fuerza Armada y ustedes como pueblo, porque también somos pueblo, se puedan acercar aquí, con la Fuerza Armada y poder conversar ese tipo de cosas con nosotros, algo que no en todos los países del mundo se puede hacer. En Bolivia ningún civil se puede acercar al personal militar porque lo reprimen, los matan y al día siguiente no aparecen”.

“Nosotros también vivimos el día a día, también tenemos familia a quienes les falta un plato que comer, les falta medicamento, pero también estamos luchando contra ese bloqueo económico, porque el problema que tenemos es la injerencia norteamericana con Venezuela, que no nos permite, como venezolanos, surgir, ser un país desarrollado, un país potencia”, dijo el cadete.

La marcha de los estudiantes universitarios que se dirigió hasta el principal cuartel venezolano, el Fuerte Tiuna, puso en alerta al Gobierno Nacional y a la Fuerza Armada (Leo Álvarez)
La marcha de los estudiantes universitarios que se dirigió hasta el principal cuartel venezolano, el Fuerte Tiuna, puso en alerta al Gobierno Nacional y a la Fuerza Armada (Leo Álvarez)

Muchas deficiencias

Varios oficiales consideraron que sin duda que el Gobierno ordenó cero enfrentamientos, cero represiones. “La causa principal es que se estaba preparando en Colombia una marcha que amenazaba ser violenta y con consecuencias como las de Chile o Ecuador. Y Nicolás Maduro tiene demasiado interés en ese tema, no quería distracción en Venezuela”, le dice a Infobae un general con funciones en Fuerte Tiuna y quien confiesa que siguió con mucha atención, al igual que sus compañeros de componente, lo que estaba sucediendo con los estudiantes que salieron de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

Un general retirado, por su parte, manifestó cierto pesimismo “especialmente después que vi cómo esos estudiantes civiles fueron incapaces de frenar al cadete que les metió una conferencia política. Si vamos a pelear o a sentarnos en una mesa para hablar con quién sea, debemos ir con las piedras en la mano”.

Está seguro de que “a ese cadete lo prepararon desde ayer y se aprendió el guión, porque el régimen hará toda una publicidad de eso. Si vas a confrontar tienes que hacerlo sin piedad y ponerlos en su puesto. Solo me preocupa que la generación de relevo, el que debe hacer frente a ese adversario, no esté preparada para hacerlo, porque ese adversario es perverso, no mide consecuencias”.

“Lo que hicieron fue enviar a un ‘menos que nadie’, pues eso es un cadete. En la academia decíamos: ‘Eres un moco pegado a la pared, la última vértebra de un perro muerto en estado de descomposición’. El mensaje que les mandó el régimen a los estudiantes fue: ‘Ustedes son insignificantes y así los trato’”.

Para un destacado oficial con el grado de capitán de navío “los estudiantes universitarios hicieron énfasis en el respeto a la Constitución de la República, a la Ley, al deber ser, pero el cadete solo recitó el mismo discurso de la dirigencia política de la revolución”.

“Tradicionalmente los cadetes eran el crisol de la institución armada, lo más sagrado, como los hijos cuando están pequeños y te sientes con la responsabilidad de guiarlos y te da miedo fallarles. Hoy lo que vi fue a un cadete que se esforzaba por demostrar ser un pichón de político, con un discurso trasnochado. Te confieso que me siento triste, muy triste. Ese cadete me convenció que la Fuerza Armada está peor de lo que creí”.

Para un general retirado del Ejército “con la penetración que el régimen tiene dentro de todos los grupos, sabían por adelantado que dicha marcha no sería una amenaza y más bien la utilizaron a su favor. La puesta en escena, el discurso del cadete con el estudiante refiriéndose a lo que pasa en Ecuador y Chile, pero no en Venezuela, además de Maduro cerrando con broche de oro en el patio de honor con sus estudiantes, ofreciéndole su ayuda para mejorar sus instalaciones y condiciones en general”.

“Es parte de toda una maniobra para tratar de limpiar su rostro que sumado a las conversaciones para las elecciones de diputados tendría como objetivo aliviar las sanciones que los están matando”.

Estudiantes con el documento (Leo Álvarez)
Estudiantes con el documento (Leo Álvarez)

El documento estudiantil

Aquí esta el texto del documento que los estudiantes entregaron a los cadetes:

“Hoy, 21 de noviembre, día del Estudiante Universitario, nos movilizamos para exigirle a la Fuerza Armada Nacional:

1. Apego a la Constitución.

2. Respeto a la Autonomía Universitaria.

3. Respeto a los Derechos Humanos.

1) La Fuerza Armada Nacional, según el artículo 328 de nuestra Constitución, tiene el deber de garantizar la seguridad, tanto de la Nación, como de sus ciudadanos. Representan una institución sin militancia política, al servicio de la Nación y por ninguna circunstancia, bajo el mando de parcialidad política alguna.

2) Le exigimos a la familia militar que respete constitucionalmente la autonomía de la Universidad Venezolana, establecido en el Artículo 109 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, donde el Estado tiene la obligación de reconocer a los estudiantes, docentes y egresados, quienes tienen la plena facultad de ejercerla.

3) Cada venezolano tiene la garantía de protestar pacíficamente por sus derechos, y como cuerpo de Defensa de la Nación, tienen la obligación de hacer respetar este y cualquier otro derecho como la libertad, la vida y la libertad de expresión. Las violaciones a los Derechos Humanos no prescriben, y son de responsabilidad individual, sin excusa de órdenes superiores y quienes las ejecuten incurren en responsabilidad penal, civil y administrativa.

Los invitamos a que se coloquen del lado de la ciudadanía, respaldando el llamado popular de un país que reclama mejores condiciones de vida, enmarcados en la construcción de una sociedad justa, plural y democrática, donde cada uno de los venezolanos nos comprometamos a hacer valer nuestros derechos, así como nuestros deberes.

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS: