Daniel P. Erikson, uno de los asesores más importantes del ex vicepresidente norteamericano Joe Biden respecto a América Latina explicó en una entrevista con Infobae que la crisis que golpea a los venezolanos no comenzó durante los recientes meses de caos y devastación, sino que se inició con la llegada de Hugo Chávez al poder hace ya más de 20 años.

"La crisis en Venezuela no empezó el 23 de enero de este año, ni en mayo de 2018, sino que probablemente hace más de 20 años. Porque ese país ha experimentado más de 20 años de chavismo", señaló Erikson durante su paso por los estudios de este medio. "Los impactos políticos y económicos son muy profundos y no pueden cambiarse de un día para el otro", dijo el ex consultor de la Casa Blanca.

Erikson, quien todavía forma parte de los equipos del precandidato demócrata de cara a las elecciones de 2020 en los Estados Unidos calificó como "muy difícil" la lucha que está desarrollando el presidente interino Juan Guaidó pese al "apoyo internacional" que recibió desde enero último. "Nicolás Maduro ha mantenido su poder y aunque muchos crean que es un poder ilegítimo, está ahí todavía en Miraflores", indicó.

"Maduro todavía tiene el control sobre las Fuerzas Armadas, sobre el petróleo -aunque Venezuela produce menos y menos cada día- y está en crisis, (pero) puede durar mucho tiempo más" al frente de su administración, vaticinó Erikson.

Formado en Harvard y actual miembro del Centro Biden de la Universidad de PennsylvaniaErikson puso en duda la actual estrategia de Washington respecto al país latinoamericano y alertó que hacía falta mayor movimiento diplomático para conseguir el objetivo de que cambie el régimen.

"Creo que la Casa Blanca se ha enfocado en forma muy dura sobre las sanciones y no se interesó mucho en la diplomacia", manifestó. "Hemos visto muchas acciones por parte de la administración de (Donald) Trump que incluye sanciones al sector petrolero, a individuos acusados de violaciones a los derechos humanos y corrupción. Pero no hemos visto mucha diplomacia". "La presión económica aunque es muy importante no será suficiente para provocar un cambio en Venezuela", expresó.

Consultado respecto a las recientes conversaciones llevadas adelante entre delegados no identificados de Trump y altos jerarcas de la dictadura de Maduro, Erikson explicó: "Está bien que exista una conversación entre los Estados Unidos y algunos sectores en Venezuela, pero a la misma vez yo no veo en este momento una estrategia muy clara. Parece que la Casa Blanca dice una cosa, el Departamento de Estado dice otro…".

"Al presidente Trump parece no interesarle mucho sostener un diálogo diplomático con Venezuela porque está mucho más interesado en empujar muy fuerte para provocar un cambio. Y eso parecía quizás posible en enero y febrero de este año… estamos en agosto y en unos meses más vamos a cumplir un año de la presidencia del presidente interino Juan Guaidó y es muy posible que Nicolás Maduro quede ahí también", vaticinó el Director Gerente de Blue Star Strategies, una consultora de asuntos públicos y estratégicos con presencia en todo el planeta.

– De esta manera usted descarta que una intervención militar fuera una solución para el tema Venezuela.

– El problema con una intervención militar es que no tiene apoyo en la región. Puede fracturar la alianza de países que están apoyando al gobierno interino de Juan Guaidó y provoca mucho conflicto dentro de los Estados Unidos. El Partido Demócrata está totalmente en contra de una intervención en Venezuela. El Partido Republicano también. No es una alternativa real. No hay muchos beneficios.

Por último, Erikson se refirió a la influencia de La Habana dentro del conflictivo país latinoamericano. "Cuba ha tenido un papel muy importante en Venezuela en estos años. Pero hay que recordar que eso viene de la amistad entre Hugo Chávez y Fidel Castro. Ahora, ni Chávez ni Castro están vivos. Entonces yo creo que la relación de Miguel Diaz-Canel y Maduro no es lo mismo. Y Cuba también está en una situación muy debilitada económicamente. Hay vínculos entre el servicio militar de ambos países, pero no veo que Cuba sea el país que está manipulando todo lo que ocurre en Venezuela. Hay fuerzas domésticas y otros países como China y Rusia que también juegan papeles importantes en Venezuela", concluyó el experto.

Twitter: @TotiPI

MÁS SOBRE ESTE TEMA: