El régimen chavista restringe cada vez más la libertad de prensa en Venezuela. Este medio está bloqueado allí desde hace cuatro años