Google Earth (Foto: Captura de pantalla)
Google Earth (Foto: Captura de pantalla)

Recordar los caminos que hemos recorrido a través de los sistemas de cartografía que ofrece Google es toda una maravilla, especialmente cuando sus herramientas nos permiten crear historias.

A través de la combinación de herramientas digitales que provee Google Earth, actualmente puedes hacer no sólo de tus memorias una delicia a compartir entre tus seres queridos, sino también toda una serie de historias que le den fuerza narrativa a tus proyectos e investigaciones al contar con la opción de combinar textos, con mapas y fotografías.

Los mapas con Google Earth, ahora más que nunca, se han vuelto un nexo que nos une de diferentes maneras, como lo es cuando consultamos sus servicios para conocer cómo se ha ido desarrollando una zona a lo largo del tiempo y hasta cuando tenemos ganas de conocer aquel viñedo que promete una buena e interesante tarde de fin de semana lejos del bullicio y del ajetreo.

Si hacemos un flashback de cómo solían ser las cosas, por ejemplo, durante la época de los años cuarenta o cincuenta, seguramente llega a nosotros la imagen de una persona de edad haciendo un recuento de sus historias a través de su mera narrativa de cómo eran los sitios que solían frecuentar en su juventud o cómo fueron cambiando éstos a lo largo del tiempo.

Google Earth (Foto: Captura de pantalla)
Google Earth (Foto: Captura de pantalla)

Si quisiéramos sumarnos a las nuevas oportunidades en el desarrollo de narrativas transmedia, el cielo sería nuestro límite al usar la tecnología; celebrar la rutina, venerar a nuestros antepasados e incluso ser reconocidos por nuestras creaciones, son sólo algunas de las tantas maneras que existen de explotar los elementos que nos ofrece Google a traés de las distintas herramientas con las que cuenta.

Es tan fácil echar un vistazo a la Tierra ahora e incluir en mapas las historias que en ella se viven, que las experiencias visuales que nos gustaría crear se vuelven la traducción de un lienzo del planeta a través de nuestros ojos y hasta de nuestras más locas inspiraciones.

Imagina el conectar con tus clientes, amigos o compañeros de colegio y trabajo a través de los lugares que frecuentas o a los que te gustaría invitarlos, además de mostrarles las transiciones por las que ha pasado o los esfuerzos que se hicieron para que ése lugar tuviera ése espacio, por qué fue elegido y cómo la comunidad transita alrededor de él.

Google Earth (Foto: Captura de pantalla)
Google Earth (Foto: Captura de pantalla)

Los sitios siempre cuentan historias y ahora más que nunca los mapas son un estupendo medio para robarles la estaticidad que representaba que antes sólo fueran copias impresas de los sitios por los que la gente recorría el mundo o se desenvolvía en su cotidiano; basta tan sólo recordar cuando Google remasterizó su versión de Google Earth a través del programa llamado Voyager. Si no lo llegases a recordar, Voyager representó la gran invitación a la humanidad para comenzar a darle voz a los mapas, una estupenda ruta para los narradores y amantes de las historias.

Sin duda los mapas impresos y los atlas jamás dejarán de ser venerados y apreciados por el valor que dieron a las rutas y maneras de organizarse de los pueblos a través de sus sitios de congregación y de negocios. Sin embargo, cuando el futuro nos susurra al oído una nueva manera de crear y de heredar el mapa de nuestra cotidianidad, las ilustraciones más imaginativas del pasado se sacuden el polvo y reviven en mapas más abstractos, más personales e incluso dan oportunidad a que joyas del patrimonio internacional cuenten su pasado y su presente gracias a la creatividad de quienes se atrevan a marcar la diferencia en la creación de sus historias a través de Google Earth.

MÁS SOBRE ESTE TEMA