¿Es posible ser invisible en la web? ¿O borrar las huellas digitales? Si bien nada es infalible, existen herramientas para tener mayor control sobre la información que se deja ver en la red.

1. Verificar tu actividad en Gmail

Como primera medida visitar, dentro del panel de Gmail a hay una opción para ver tu actividad en la web y también qué aplicaciones están vinculadas a tu cuenta y a qué tipo de información acceden.

2. Modo incógnito

Chrome, Mozilla, Edge y Safari ofrecen la opción de navegar de incógnito o en modo privado. Esto significa que no se guardará tu historial de navegación, las cookies (una cookie es un archivo creado por un sitio web que contiene pequeñas cantidades de datos y que se envían entre un emisor y un receptor), los datos de sitios web ni la información introducida en los formularios en el equipo que estés usando.

Sin embargo, no quiere decir que vayas a ser invisible: los sitios que visites, los buscadores que uses, tu empresa, organización y proveedores de internet podrán seguir rastreando tu movimientos en la web.

Para activar esta opción hay que ir al menú de configuración (los tres puntitos en la parte superior derecha) y activar la opción "ventana de incógnito", "navegación o exploración privada", según el explorador en cuestión.

3. Buscadores privados

Los buscadores privados no rastrean los movimientos de los usuarios, con lo cual no se compila información para crear anuncios personalizados, tal como sí ocurre cuando se usan los buscadores tradicionales (aún cuando sea en modo incógnito). Son fáciles de usar y no requiere que se instale nada adicional.

Algunas de las opciones son DuckDuckGo, StartPage o Searx.

4. Usar una VPN

Las VPN son "redes virtuales y privadas". Estos sistemas crean un túnel encriptado entre el dispositivo y el servidor, lo cual significa que no podrás ser rastreado por los proveedores de internet y que la dirección IP será invisible para los sitios que visites.

Esto permite acceder a páginas que están bloqueadas geográficamente, por ejemplo.También ofrece una capa extra de seguridad porque la información que se intercambia a través de una VPN está cifrada, así que puede resultar de utilidad si uno decide conectarse a una red wifi pública, que es más vulnerable que una privada.

Algunas opciones de servicios de VPN son hide.me, CyberGhost VPN o TunnelBear.

5. Navegar la internet profunda

El 95% de la red forma parte de la internet profunda o deep web
El 95% de la red forma parte de la internet profunda o deep web

No todo está en "la web tradicional". Sólo vemos el 5% de Internet, el resto está en la deep web o internet profunda. Para acceder a ella se puede usar Tor, que se se puede descargar sin costo y permite ver el lado oculto de la web sin dejar rastros, así que también es una medida de privacidad interesante.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: