El colombiano Jorge Palma se entregó un mes después de la desaparición de Marta Calvo y es el principal sospechoso del crimen. Tiene antecedentes por narcotráfico (Facebook)
El colombiano Jorge Palma se entregó un mes después de la desaparición de Marta Calvo y es el principal sospechoso del crimen. Tiene antecedentes por narcotráfico (Facebook)

El 7 de noviembre de 2019 Marta Calvo desapareció en la ciudad de Manuel, en los alrededores de Valencia, España, sin dejar rastro.

Ahora, los investigadores han podio reconstruir el destino de esta joven de 25 años, presuntamente muerta por una sobredosis de cocaína incitada por el principal sospechoso del caso, quien luego la descuartizó y descartó sus restos en diferentes lugares. Pero estos aún no han podido ser hallados.

Lo último que se supo de Calvo, que trabajaba como prostituta, fue que aquel día había ido al departamento de Jorge Palma, ciudadano colombiano de 37 años, en Manuel.

Marta Calvo, la víctima de 25 años (Facebook)
Marta Calvo, la víctima de 25 años (Facebook)

Palma, que tiene antecedentes por narcotráfico, se entregó a la policía el 4 de diciembre y confesó: dijo que la joven Calvo había muerto de sobredosis, que él mismo la descuartizó y que separó el cuerpo en 10 bolsas.

Desde entonces los investigadores han estado trabajando en dilucidar los últimos detalles del caso, que podría revelar a un posible asesino serial.

Recientemente, como reporta el periódico El Español, al menos 11 mujeres que habían sido contratadas como prostitutas por Palma se han acercado a la justicia para aportar sus testimonios. Describieron al sospechoso como un fanático a la cocaína y las “fiestas blancas”.

También, hay otras muertes de prostitutas por sobredosis que podrían estar vinculadas a Palma.

Cuatro meses después de su desaparición, aún no se han encontrado sus restos (Facebook)
Cuatro meses después de su desaparición, aún no se han encontrado sus restos (Facebook)

“Insistía en hacerme masajes con las manos impregnadas en cocaína”, relató una de las mujeres, de acuerdo a El Español. “Me envenenó y perdí el conocimiento”, expresó otra.

Con las manos cubiertas de cocaína, Palma solía insistir en masajear primero los pies, luego la cabeza y finalmente los pechos y los genitales de sus víctimas. Muchas perdían el conocimiento o sufrían sobredosis.

Una de la mujeres, de 31 años y nacionalidad colombiana, perdió el conocimiento y sufrió abusos de parte de Palma.

La Guardia Civil sospecha que además de cocaína el sospechoso usó otras sustancias para dejar inconscientes a sus víctimas, y también lo vincula con la muerte de una prostituta brasileña en abril de 2019.

Al parecer la mujer, identificada como Arliene Ramos, sufrió una sobredosis tras mantener relaciones sexuales con Palma, y poco después murió. Tenía una gran cantidad cocaína en la vagina.

El modus operandi es similar al utilizado en el caso de Marta Calvo, lo que alimenta la hipótesis de que el sospechoso pueda ser un asesino serial.

Hay en total seis casos en España e Italia que podrían ser vinculados a Palma y están siendo investigados, según reportó El Cierre Digital.

La defensa de Palma se prepara para rechazar la hipótesis de homicidio e insistir en la sobredosis de Calvo. Además, según el diario El País, argumentará que el descuartizamiento sería sólo “una falta administrativa”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: