Despliegue del ejército sirio (Reuters)
Despliegue del ejército sirio (Reuters)

El presidente de Siria Bashar al Assad felicitó a sus tropas por sus recientes avances en el noroeste del país que consolidaron su control en la provincia de Alepo, y prometió continuar con su campaña militar para alcanzar el triunfo total “tarde o temprano”.

El dictador, quien rara vez aparece en público, dijo en un discurso televisado que la capital provincial de Alepo, que alguna vez fuera el eje económico del país, “resurgirá más fuerte que antes”.

Esta liberación no significa el fin de la guerra, y no significa el fin de las conspiraciones ni el fin del terrorismo o la rendición de nuestros enemigos”, dijo Assad, sentado detrás de un escritorio de madera y con anteojos. “Pero significa que les dimos un golpe como preámbulo de un triunfo total y en anticipación a su derrota, tarde o temprano”.

Bashar al Assad (AP)
Bashar al Assad (AP)

Según sostuvo, el ejército “está preparado para los combates que vienen, por eso la batalla para la liberación de las zonas rurales de Alepo e Idlib continúa a pesar de los discursos estridentes vacíos que vienen del norte”, dijo en referencia al país vecino, Turquía, al norte de Siria. El domingo, las tropas sirias consiguieron arrebatar a las facciones opositoras zonas al oeste de la ciudad de Alepo, asegurando por primera vez en ocho años el perímetro de la ciudad, tras capturar en los pasados días la autopista M5, que conecta las dos principales ciudades de Siria: Alepo y la capital, Damasco.

El discurso se realizó en medio de un avance militar en el noroeste de Siria que ha desatado una catástrofe humanitaria que, según el director de la Oficina de Coordinación Humanitaria de la ONU Mark Lowcock, “ha alcanzado un nivel horrendo”. Lowcock dijo en un comunicado que más de 900.000 personas, en su mayoría mujeres y niños, han sido desplazados desde el 1 de diciembre.

Civiles desplazados montan un campamento (Reuters)
Civiles desplazados montan un campamento (Reuters)

Por su parte, la alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la chilena Michelle Bachelet, se dijo “horrorizada” por el brote de violencia en el noroeste de Siria y pidió que se creen corredores humanitarios, anunció la institución este martes.

Bachelet instó al gobierno sirio y a sus aliados, que desde diciembre llevan a cabo una ofensiva para recuperar el control del último gran bastión de los yihadistas y rebeldes, que “autoricen corredores humanitarios” para facilitar “el paso de civiles en toda seguridad”.

(AP)
(AP)

Los nuevos avances del régimen sirio, junto con el control de una importante carretera que atraviesa territorio rebelde, establecen una mejor conexión entre el norte y el sur de Siria. Los hechos desataron celebraciones nocturnas en Alepo que se extendieron hasta las primeras horas del lunes. La prensa estatal transmitió imágenes de residentes ondeando banderas y bailando por las calles. De momento, las fuerzas de Al Assad han recuperado el control del 70% del territorio sirio.

(Con información de AFP, EFE y AP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: