Un operario del sector de cargas en el puerto de Qingdao, en Shandong, China, trabaja con un barbijo (REUTERS)
Un operario del sector de cargas en el puerto de Qingdao, en Shandong, China, trabaja con un barbijo (REUTERS)

El comercio mundial de bienes probablemente se mantendrá débil en los próximos meses debido a las interrupciones provocadas por el coronavirus en China que limitan la circulación del comercio internacional que ya se desaceleró debido a los aranceles y la incertidumbre, según la Organización Mundial del Comercio. En ese sentido, crecían los temores a que una recesión afecte próximamente a la economía japonesa.

El último Barómetro sobre el Comercio de Mercancías del organismo con sede en Ginebra se situó en 95,5, en comparación con un nivel de 96,6 en noviembre. Las lecturas de 100 indican un crecimiento durante el próximo trimestre en línea con las tendencias a mediano plazo, mientras que las superiores o inferiores a 100 apuntan a un crecimiento mayor o menor a la tendencia reciente.

El lento comienzo podría verse obstaculizado aún más por las amenazas a la salud mundial y otros acontecimientos recientes en los primeros meses del año, que aún no se toman en cuenta en los mejores datos históricos disponibles del barómetro”, se lee en el informe de la OMC.

El volumen del comercio mundial de mercancías disminuyó un 0,2% en el tercer trimestre del año pasado en comparación con el año anterior, según la organización.

Un trabajador portuario revisa un envío de cobre, que será exportado a China desde el puerto de Valparaíso, en Chile (REUTERS/Eliseo Fernández)
Un trabajador portuario revisa un envío de cobre, que será exportado a China desde el puerto de Valparaíso, en Chile (REUTERS/Eliseo Fernández)

“La última lectura del barómetro no indica una recuperación sostenida”, dijo. “De hecho, el crecimiento del comercio interanual podría caer nuevamente en el primer trimestre de 2020, aunque las estadísticas oficiales para confirmar este dato recién estarán disponibles en junio”, agregó.

La caída en los últimos meses estuvo vinculada a la disminución en el envío de contenedores, productos agrícolas y un estancamiento del índice de productos automotrices, dijo la OMC. Las lecturas de los pedidos de exportación, los cargamentos aéreos y los componentes electrónicos, aunque están por debajo de la línea de referencia, “parecen haberse estabilizado y normalmente se espera que aumenten en los próximos meses”.

Sin embargo, cada componente del Barómetro sobre el Comercio de Bienes estará influenciado por el impacto económico del COVID-19 y la efectividad de los esfuerzos para el tratamiento y la contención de la enfermedad”, dijo la organización.

El mes pasado, Estados Unidos y China firmaron un acuerdo que evitó una intensificación en la guerra comercial entre las dos economías más grandes del mundo, pero que mantuvo intactos los aranceles sobre los bienes de los demás países. En tanto, el Reino Unido y la Unión Europea intentan forjar un acuerdo sobre comercio transfronterizo este año después de que el gobierno británico abandonó oficialmente el bloque el 31 de enero tras casi medio siglo de membresía.

Un trabajador con una máscara facial pasa por delante de un buque de carga en una terminal de contenedores del puerto de Qingdao en la provincia de Shandong, China (REUTERS, Archivo)
Un trabajador con una máscara facial pasa por delante de un buque de carga en una terminal de contenedores del puerto de Qingdao en la provincia de Shandong, China (REUTERS, Archivo)

La amenaza de la recesión

Datos publicados el lunes mostraron que Japón y Singapur bordean la recesión ante el impacto de la epidemia de coronavirus, que ha interrumpido el turismo y las cadenas de suministro en todo el mundo

En Japón se espera que los daños relacionados con el virus en la economía se manifiesten en el trimestre actual, acentuando los temores de recesión en la tercera economía más grande del mundo, que ya se está contrayendo al ritmo más rápido desde el segundo trimestre de 2014.

Mientras que Singapur, muy dependiente del comercio exterior, ha rebajado su pronóstico de crecimiento económico para el año 2020 y se dispone a revelar el martes medidas para amortiguar el golpe de la epidemia. El primer ministro Lee Hsien Loong dijo el viernes que la recesión era una posibilidad.

Mientras que muchos economistas prevén que el crecimiento económico de China se ralentizará y la agencia de calificación Moody’s revisó el lunes a la baja sus previsiones de crecimiento del PIB de China para el año 2020 hasta el 5,2%

Con información de Bloomberg y Reuters

MÁS SOBRE ESTE TEMA: