(REUTERS/Lim Huey Teng)
(REUTERS/Lim Huey Teng)

El primer ministro chino, Li Keqiang, visitó este lunes Wuhan, epicentro de la epidemia de un nuevo coronavirus que ya ha infectado a más de 2.700 personas en todo el país, informó el gobierno.

Li se encuentra en la capital de Hubei (centro) para “investigar y guiar” los esfuerzos de las autoridades para contener el virus, pero también para “reunirse con pacientes y personal médico en la línea del frente” de la epidemia, señala el gobierno.

Es la primera visita de un dirigente del régimen comunista a la ciudad desde el comienzo de la epidemia del nuevo coronavirus, que ha matado a 80 personas e infectado a por lo menos 2.744 en China desde diciembre.

En fotografías oficiales difundidas por el gobierno, Li viste una bata de plástico azul y lleva una mascarilla del mismo color.

Li Keqiang ha sido nombrado al frente de un “grupo de trabajo” encargado de supervisar la lucha contra la epidemia, que comenzó en diciembre en un mercado de Wuhan donde se vendían animales salvajes.

El período de vacaciones del Año Nuevo chino, que debía finalizar el 30 de enero, se ha prolongado hasta el 2 de febrero para “limitar los movimientos de población”, informaron además los medios de comunicación públicos.

El período de Año Nuevo es conocido por el desplazamiento masivo de población en todo el país.

Wuhan y su región se hallan de hecho en cuarentena, aisladas del resto del mundo. Además varias grandes ciudades del norte del país (Pekín, Tianjin, Xian) y la provincia de Shandong anunciaron la suspensión de las líneas de autobuses de largo recorrido.

Ante los casos confirmados en una decena de países, el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, anunció que irá a China para abordar con las autoridades cómo frenar el virus.

(Con información de AFP)