El presidnete palestino Mahmoud Abbas (REUTERS)
El presidnete palestino Mahmoud Abbas (REUTERS)

Los palestinos prevén retirarse de los acuerdos de Oslo, en los que se enmarcan actualmente las relaciones entre Israel y la Autoridad Palestina, si el presidente estadounidense, Donald Trump, anuncia su plan de paz para Oriente Medio, indicaron funcionarios de Cisjordania a la AFP.

Si Trump anuncia su proyecto, como está previsto que haga el martes, según varias fuentes, la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) se reserva el derecho a “retirarse del acuerdo provisional”, como denominan los resultados concretos de las discusiones de Oslo (en 1993), declaró a la AFP Saeb Erekat, secretario general de la OLP. “Este plan va a convertir la ocupación temporal en permanente”, advirtió el alto funcionario palestino.

La víspera, tanto el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, como su rival en las elecciones legislativas del 2 de marzo, Benny Gantz, aseguraron que el plan de paz ideado por la administración Trump para Oriente Medio será “histórico”. Ambos tienen previsto viajar este domingo a Washington para hablar de dicho plan con la administración estadounidense.

Estados Unidos presentó en junio las grandes líneas económicas de su plan, que prevé unos 50.000 millones de dólares en inversiones internacionales en los territorios palestinos y los países árabes vecinos en un plazo de diez años. Los detalles concretos de la iniciativa y su eventual faceta política, en cambio, todavía no se conocen.

Netanyahu ha explicado que este plan es fruto de “decenas de conversaciones, durante cientos de horas, a lo largo de los últimos tres años” y cubre las “necesidades de paz y seguridad en Israel”. “Tenemos el mejor amigo que Israel ha tenido nunca en la Casa Blanca y, por lo tanto, tenemos la mejor oportunidad que hemos tenido”, ha manifestado en declaraciones recogidas por el diario ‘Yedioth Aharonoth’.

La presentación del plan tendrá lugar, casi con toda probabilidad, el próximo martes, aunque no se descarta un cambio de agenda de última hora dada la tensión reinante en la región.

Las autoridades palestinas rechazan cualquier propuesta de paz de EE.UU., a quien no consideran mediador y con quien no tienen contacto desde que Trump reconoció a Jerusalén como capital israelí a finales de 2017 pese a las resoluciones de la ONU.

Con información de AFP