Miembros del personal sanitario transfieren a un paciente de una ambulancia al hospital Jinyintan, donde los pacientes con neumonía causada por la nueva cepa del coronavirus están siendo tratados, en Wuhan, provincia de Hubei, China, el 20 de enero de 2020. REUTERS/Corresponsal
Miembros del personal sanitario transfieren a un paciente de una ambulancia al hospital Jinyintan, donde los pacientes con neumonía causada por la nueva cepa del coronavirus están siendo tratados, en Wuhan, provincia de Hubei, China, el 20 de enero de 2020. REUTERS/Corresponsal

Las autoridades de Wuhan, la ciudad en la que surgió el brote de coronavirus que ha dejado hasta el momento 26 muertos en China, han comenzado a construir un hospital “especial” con 1.000 camas para pacientes infectados que podría estar listo en 10 días, informó hoy el estatal Diario del Pueblo.

En un mensaje publicado en su cuenta de la red social Twitter (plataforma censurada en China), el rotativo indicó que está previsto que las obras concluyan el 3 de febrero.

La construcción -indicó la fuente- sigue “el modelo del hospital levantado en Beijing en 10 días para combatir el síndrome respiratoria agudo y grave (SARS) en 2003”.

El hospital será levantado en un área de 25 mil metros cuadrados, informó la agencia de noticias Xinhua. La decisión se tomó luego de que en la ciudad de Wuhan se quedará corta de cama en sus otros centros de salud para hacer frente a la emergencia.

En el video publicado junto al mensaje, se pueden ver decenas de excavadoras y otros vehículos de obra trabajando en una explanada.

Asimismo, la prensa estatal informó de la creación de un equipo de investigación de emergencia para combatir el coronavirus causante de la neumonía de Wuhan, que hasta la medianoche del jueves (16.00 hora GMT de ayer) había infectado a 830 personas en China.

Las autoridades examinan además 1.072 casos sospechosos de este misterioso virus originado en la ciudad de Wuhan, ubicada en la provincia de Hubei en el centro de China. En tanto, 34 personas se han curado y han sido dadas de alta.

El objetivo de la investigación será la localización de la fuente originaria, la realización de pruebas rápidas y el desarrollo de una vacuna contra el coronavirus.

El equipo estará liderado por el reputado experto Zhong Nanshan, médico de 83 años y que destacó por su papel en la crisis del SARS hace 17 años.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: