La fiscalía de Bulgaria acaba de difundir un video el que una persona no identificada puede verse merodeando cerca del automóvil del empresario búlgaro Emilian Gebrev, presuntamente envenenado en 2015 por agentes de inteligencia de las Fuerzas Armadas de Rusia, uno de los cuales participaría en 2018 del intento de asesinato del ex espía Serguei Skripal en el Reino Unido.

Al igual que Skripal, Gebrev, empresario vinculado a la fabricación y venta de armas en Bulgaria, sobrevivió al intento de asesinato, pero cayó en un profundo coma y estuvo al borde de la muerte.

En el video, fechado el 28 de abril de 2015, el mismo día del envenenamiento, un hombre tapado con un sombrero y portando una pequeña caja o sobre merodea por el estacionamiento subterráneo donde estaba aparcado el auto de Gebrev. La persona camina entre los autos, siempre con el objeto no identificado en sus manos, y luego se retira caminando.

El portal británico de periodismo de investigación Bellingcat reprodujo el video y señaló que Denis Vyacheslavovich Sergeev, alias Sergey Fedotov, había llegado a Bulgaria el 24 de abril. Alto oficial dentro del Servicio de Inteligencia de las Fuerzas Armadas de Rusia (Conocido por su siglas GRU) y miembro de la infame “Unidad 29155”, Fedotov también aparecería en el Reino Unido el 4 de marzo de 2018, cuando el ex espía ruso y enemigo de Vladimir Putin, Serguei Skripal, fue envenenado.

Emilian Gebrev, el empresario búlgaro que casi pierde la vida en un intento de envenenamiento en 2015 (Reuters)
Emilian Gebrev, el empresario búlgaro que casi pierde la vida en un intento de envenenamiento en 2015 (Reuters)

Bellingcat y su socio ruso The Insider tuvieron acceso a los registros de viaje del presunto espía, cuya identidad fue revelada por el periódico ruso Fontanka. El hombre, que ostenta el rango de mayor general, habría participado coordinando un equipo de hasta ocho agentes del GRU enviados Bulgaria.

Fedotov había llegado primero a la ciudad búlgara de Burgas y se trasladó luego a Sofía a tiempo para coincidir con el envenenamiento de Gebrev. Horas después, viajó 500 kilómetros por tierra a Estambul, en Turquía, y compró un billete aéreo de vuelta a Moscú, a pesar de que tenía un pasaje a su nombre desde la capital búlgara.

Gebrev comenzó a sentir los síntomas por la noche y en medio de una reunión de negocios. Poco después colapsó y fue llevado a un hospital. También, su hijo y uno de sus colaboradores debieron ser hospitalizados.

Los tres mostraban síntomas de haber sido envenenados, pero el personal médico no puedo identificar a la sustancia utilizada. Estando en el hospital la salud de Gebrev deterioró al punto de entrar en un coma, y estuvo al borde de la muerte.

Se cree que el empresario búlgaro fue envenenado por agentes del GRU, el servicio de inteligencia de las Fuerzas Armadas de Rusia (Reuters)
Se cree que el empresario búlgaro fue envenenado por agentes del GRU, el servicio de inteligencia de las Fuerzas Armadas de Rusia (Reuters)

Permaneció un mes internado y finalmente salió del coma y mejoró. Convencido de la explicación del envenenamiento, acudió a dos laboratorios especializados en el análisis de armas químicas y uno de ellos, el Verifin en la Universidad de Helsinski, halló rastros de un poderoso pesticida en su cuerpo, señaló Bellingcat.

Pocos días después de salir del hospital, sin embargo, Gebrev se sintió mal de nuevo y tuvo que volver a ser hospitalizado. Coincidentemente, Fedotov había vuelto a Sofía el 24 de mayo, para retornar finalmente a Moscú el 30, vía Serbia, a pesar de que una vez más tenía comprado un vuelo desde la capital búlgara al que no se presentó.

Más de cuatro años después del intento de asesinato, la fiscalía búlgara aún no ha avanzado sustancialmente en la causa y no estaba claro por qué había decidido divulgar ahora las imágenes de video, aunque se cree que la justicia en ese país europeo redobló los esfuerzos tras el caso Skripal de 2018 y las notables similitudes.

El mismo Gebrev ha ofrecido dos posibles hipótesis que podrían explicar su aparición en la mira del GRU, a pesar de no tener relaciones directas con Rusia que pudieran justificar una venganza, como en el caso Skripal y su historial como doble agente.

El ex espía ruso radicado en Reino Unido, Serguei Skripal, y su hija (Bellingcat)
El ex espía ruso radicado en Reino Unido, Serguei Skripal, y su hija (Bellingcat)

El empresario búlgaro consideró, en declaraciones a Bellingcat, que las exportaciones de armas de parte de sus empresas a Ucrania, país que mantiene desde 2014 un tenso conflicto con Rusia, podrían ser una explicación.

Otra teoría apuntaría a un descontento de Moscú con respecto a su control de la empresa fabricante de armas Dunarit, vista como un activo estratégico de Bulgaria, ex aliado de Rusia, y de la OTAN. “Alguien no estaba muy satisfecho”, dijo en una entrevista con The Guardian.

El mismo periódico británico habló de una tercera explicación posible referida a una disputa interna en Bulgaria, en medio de la cual los enemigos de Gebrev podrían haber acudido a Rusia en búsqueda de ayuda para “lidiar” con él.

Sea como sea, su caso permite entender mejor la forma de actuar del GRU y la Unidad 29155 (famosa por sus intentos de asesinato y también por sus actividades disruptivas en el extranjero, por ejemplo atizando la división durante el proceso independentistas catalán), ya que Fedotov se comportó en forma similar tres años después, durante el intento de asesinato de Skripal.

Chepiga y Mishkin, agentes del GRU que viajaron al Reino Unido junto a Fedotov, merodeando la casa de Skripal en Salisbury
Chepiga y Mishkin, agentes del GRU que viajaron al Reino Unido junto a Fedotov, merodeando la casa de Skripal en Salisbury

En esa ocasión Fedotov llegó al Reino Unido junto a otros dos agentes del GRU, identificados como Alexander Mishkin y Anatoiy Chepiga, unos días antes del ataque. Los tres se trasladaron a Salisbury, donde reside Skripal, y dos de ellos fueron vistos merodeando los alredededores de la casa del ex espía.

Finalmente el 4 de marzo Skripal y su hija debieron se hospitalizados tras mostrar síntomas de envenenamiento con un agente nervioso, luego identificado por un laboratorio británico como Novichok, una poderosa arma química desarrollada en tiempos de la Unión Soviética y que en este caso se cree que fue depositada en la casa de Skripal.

Al igual que lo sucedido en Bulgaria años atrás, Fedotov y sus secuaces no se presentaron a sus vuelos de retorno a Moscú desde Londres. En cambio, se trasladaron a otra ciudad europea y desde allí emprendieron la vuelta a Rusia.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: