Familiares de los miembros de la tripulación del avión Boeing 737-800 de Ukraine International Airlines que se accidentó en Irán, lloran en un monumento conmemorativo en el aeropuerto internacional de Boryspil en las afueras de Kiev, Ucrania, el 11 de enero, 2020. REUTERS/Valentyn Ogirenko
Familiares de los miembros de la tripulación del avión Boeing 737-800 de Ukraine International Airlines que se accidentó en Irán, lloran en un monumento conmemorativo en el aeropuerto internacional de Boryspil en las afueras de Kiev, Ucrania, el 11 de enero, 2020. REUTERS/Valentyn Ogirenko

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, ha anunciado este viernes que su Gobierno dará 25.000 dólares (cerca de 17.250 euros) a las familias de cada uno de los canadienses muertos por el derribo la semana pasada de un avión tras despegar del aeropuerto de Teherán.

“Como primer paso, el Gobierno dará a las familias de las víctimas que son ciudadanos de Canadá o residentes permanentes 25.000 dólares”, ha dicho, agregando que con la medida se busca “ayudar en sus necesidades inmediatas, como los funerales y viajes”.

Así, ha señalado que “se trata de una situación única y sin precedentes debido a las sanciones internacionales impuestas sobre Irán y las dificultades que ello supone para estas familias”.

Pese a ello, Trudeau ha recalcado que “quiere ser claro”. “Esperamos que Irán compense a estas familias. Me he reunido con ellas. No pueden esperar semanas. Necesitan apoyo ahora”, ha recalcado, en una comparecencia ante la prensa.

Los restos del avión a las afueras de Teherán. via REUTERS
Los restos del avión a las afueras de Teherán. via REUTERS

El régimen de Irán ha asegurado durante la jornada que ha identificado los cuerpos de la práctica totalidad de las 176 víctimas mortales del derribo del avión y ha pedido que “este trágico incidente no debe ser usado como una herramienta en servicio de ganancias y gestos políticos”.

El Boeing 737 de Ukraine International Airlines se estrelló el 8 de enero, pero hasta tres días después Irán no reconoció que la aeronave había sido derribada por accidente.

El presidente de Irán, Hasán Rohani, propuso el martes la creación de un “tribunal especial” para examinar el suceso, asumiendo que “no es un caso normal” y que “todo el mundo está observando” para ver cómo resuelve la República Islámica las investigaciones.

“Inmediatamente después de que fuera consciente de que se había cometido un error muy doloroso e imperdonable, ordené a los funcionarios que informara al público”, dijo, antes de recalcar que “es un incidente enormemente amargo, extremadamente difícil de aceptar para la gente”.

Agentes de seguridad y miembros de la Media Luna Roja recorren el sitio donde el avión de Ukraine International Airlines se estrelló después de despegar del aeropuerto internacional de Teherán, en Irán. 8 de enero de 2020. Imagen proporcionada por un tercero. Nazanin Tabatabaee/WANA (West Asia News Agency) vía REUTERS.
Agentes de seguridad y miembros de la Media Luna Roja recorren el sitio donde el avión de Ukraine International Airlines se estrelló después de despegar del aeropuerto internacional de Teherán, en Irán. 8 de enero de 2020. Imagen proporcionada por un tercero. Nazanin Tabatabaee/WANA (West Asia News Agency) vía REUTERS.

Así, indicó que “incluso si el aparato se hubiera estrellado por problemas técnicos, habría sido un incidente doloroso”. “Después de que se confirmara que un error humano llevó a esta tragedia, hirió aún más el sentimiento público”, sostuvo.

Rohani resaltó además que “no sólo la persona que presionó el botón es culpable, hay otros implicados”, tal y como informó la cadena de televisión iraní Press TV. “Quiero que este asunto sea explicado de forma honesta a la gente”, zanjó.

Washington y Teherán se cruzaron ataques en la semana previa al derribo, que ha derivado también en una reducción de las conexiones aéreas con la capital iraní.

Con información de Europa Press

MÁS SOBRE ESTE TEMA: