La sede de la OMC, en Ginebra (Reuters)
La sede de la OMC, en Ginebra (Reuters)

El comercio global perderá este martes a su máximo árbitro, despojando a los países de la capacidad de alcanzar una resolución final a sus disputas en la Organización Mundial de Comercio, y en su lugar enfrentarán lo que los detractores describen como “la ley de la selva”.

Los periodos de dos de los últimos tres jueces en el órgano de apelación y solución de disputas de la OMC llegarán a su final a la medianoche del martes. Su partida dejará al máximo tribunal del comercio mundial sin su capacidad para emitir fallos.

Supuestamente, el panel debería tener siete jueces. Pero sus miembros han ido disminuyendo debido a que Estados Unidos — durante los gobiernos de George W. Bush, Barack Obama y Donald Trump — han bloqueado nuevas designaciones a manera de protesta por la manera en que opera la OMC.

En la primera jornada de reuniones del Consejo General, el órgano supremo de la OMC, los diplomáticos nuevamente abordaron sin éxito la disputa sobre el tribunal
En la primera jornada de reuniones del Consejo General, el órgano supremo de la OMC, los diplomáticos nuevamente abordaron sin éxito la disputa sobre el tribunal

Entre las disputas que quedarán en el limbo hay siete casos que fueron presentados contra la decisión que tomó el presidente Donald Trump el año pasado de declarar el acero y aluminio extranjero como una amenaza a la seguridad nacional de Estados Unidos, e imponerles aranceles. Solo hace unos días, el gobierno francés adelantó su intención de llevar a la OMC la amenaza de EEUU de imponer tarifas a las exportaciones de champagne, queso y otros productos galos.

Trump y su principal negociador comercial, Robert Lighthizer, han sido abiertos críticos de la OMC. Argumentan que la organización de comercio limita la capacidad de Estados Unidos para combatir las prácticas comerciales injustas de China y otros países.

Washington acusa al organismo de la OMC de sobrepasar sus poderes emitiendo sentencias que, según el punto de vista estadounidense, violan la soberanía nacional
Washington acusa al organismo de la OMC de sobrepasar sus poderes emitiendo sentencias que, según el punto de vista estadounidense, violan la soberanía nacional

La corte menor de la OMC — su órgano de solución de disputas — puede escuchar casos. Pero sus decisiones no irán a ningún lado en caso de que la parte derrotada presente una apelación ante un tribunal mayor que ya no funciona.

Sin tener que preocuparse de los reproches de la OMC, los países podrían utilizar los aranceles y otras sanciones para limitar las importaciones. Este creciente proteccionismo podría crear incertidumbre y desalentar el comercio.

“Estamos en un momento de crisis en nuestro sistema de comercio mundial”, dijo la representante federal estadounidense Stephanie Murphy, quien encabeza la subcomisión de comercio de la Comisión de Recursos y Arbitrios de la cámara baja. “La corte dejará de existir a partir de mañana”.

La pérdida de una corte mundial de comercio sobre apelaciones finales es “realmente peligrosa para las empresas estadounidenses”, dijo Murphy.

El Director General de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Roberto Azevedo, anunció el lunes el lanzamiento de “consultas intensivas de carácter político” para superar la crisis en el tribunal de apelación. “Es una crisis grave”, agregó el portavoz de la OMC, Keith Rockwell.

El trabajo del tribunal de apelaciones del Órgano de Solución de Controversias de la OMC quedaría bloqueado desde el miércoles por la decisión de Washington de frenar el nombramiento de nuevos integrantes
El trabajo del tribunal de apelaciones del Órgano de Solución de Controversias de la OMC quedaría bloqueado desde el miércoles por la decisión de Washington de frenar el nombramiento de nuevos integrantes

El inminente cierre es recibido con consternación por varios países integrantes de la OMC.

Zhang Xiangchen, embajador de China ante la OMC, dijo en un comunicado que conmemoraría la ocasión con una corbata negra que su esposa le dio para los funerales. Dejar “que se apaguen las luces” en el organismo de apelaciones, al menos temporalmente, es dar “el golpe más duro al sistema de comercio multilateral desde su formación”, dijo Zhang.

El embajador de la Unión Europea, Joao Aguiar Machado, dijo por su parte que “está en juego la idea misma de un sistema de comercio multilateral basado en reglas”. La UE “no apoyará ni condonará un sistema de relaciones económicas basadas en el poder”.

La UE y otros países han estado trabajando para establecer un organismo de apelación sucedáneo (que incluya a algunos ex miembros de actual panel) para dirimir futuras disputas comerciales. Pero es una medida provisoria y es incierto cuántos países podrían sumarse.

El lunes, el embajador de Washington ante la OMC dijo que Estados Unidos “está decepcionado de ver que no hay convergencia entre los miembros”. Pero su homólogo europeo, Aguiar Machado, denunció un bloqueo estadounidense sobre el nombramiento de jueces, y acusó a Washington de “no haber hecho ninguna propuesta o contrapropuesta”.

(Con información de AP y AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: