Foto del joven Juan Carlos I, ex rey de España. Según Jaime Peñafiel,
Foto del joven Juan Carlos I, ex rey de España. Según Jaime Peñafiel, "Con lo que fue Juan Carlos es una suerte que España no se llenara de bastardos."

Con cinco décadas de trabajo como periodista, Jaime Peñafiel ha conocido a decenas de monarcas, presidentes, y animales políticos de de todo tipo. Y desde infiltrarse en la ceremonia ortodoxa de matrimonio de los reyes Juan Carlos y Sofía de Atenas vestido como cura a vivir intimidades con jefes de estado, el periodista originario de la ciudad de Granada tiene muchas historias para contar. Eso fue lo que se propuso hacer con su nuevo libro, “Anécdotas de oro”, editado por La Esfera, que saldrá a la venta el 20 de Noviembre en España. En una entrevista con el periódico español El Mundo, Peñafiel se sincera sobre su relación con los borbones, la familia real española, y da su opinión sobre la exhumación del dictador Francisco Franco.

En sus varias facetas como periodista -trabajó en la agencia de noticias Europa Press, fue jefe redactor de la revista de chimentos Hola!, fundó dos periódicos y es columnista de El Mundo-, Peñafiel se afianzó como uno de los principales expertos sobre la familia del rey de España, con quien dice tener una relación amistosa. Peo asegura que es una fortuna que no haya habido hijos bastardos en esa familia. “Es que, vamos a ver, Don Juan Carlos no ha tenido hijos ilegítimos, eso puedo asegurártelo. Fue por pura suerte pero es así. Con lo follador que ha sido Juan Carlos es un milagro que no haya llenado España de bastardos. Pero es así”.

Jaime Peñafiel en la actualidad (Wikipedia)
Jaime Peñafiel en la actualidad (Wikipedia)

En su libro, cuenta detalles sobre como Juan Carlos se pasó una noche de lujuria con la condesa Olghina de Robilant -con quien tuvo una fugaz pero apasionada relación en su juventud- en una pensión romana el día antes de pedirle matrimonio a la reina Sofía. Pero también escribe sobre cómo se logró infiltrar en la boda real, la cual se celebró bajo una tradición ortodoxa y estaba fuera del alcance de los periodistas. " Yo trabajaba en Europa Press, que era del Opus Dei, y uno de los cancilleres de la embajada me había encargado que le llevara una sotana", cuenta Peñafiel entre risas. “Se lo recogí en una sastrería que había en Gran Vía y lo llevé en la maleta. Cuando me doy cuenta de que no me van a dejar pasar a la catedral de San Dionisio pienso, joder, pues me la voy a poner."

Al llegar a la plaza, ve toda la prensa afuera de la iglesia y se da cuenta que sí lo ven, lo reconocerían y lo delatarían. "Entonces veo que va a entrar Aristóteles Onassis y aprovecho que están todos atentos a él para colarme. Una vez dentro, Juan Carlos me miró y me hizo un guiño.

Jaime Peñafiel en la presentación de un libro en el 2017. (Foto por David Fuentes/Marina Press/Shutterstock)
Jaime Peñafiel en la presentación de un libro en el 2017. (Foto por David Fuentes/Marina Press/Shutterstock)

Pero sus escritos no siempre le han ganado el favor del rey. Después de que publicara una trilogía sobre la familia real hace unos años, Juan Carlos le preguntó “Por qué no me quieres, Jaime?”. Peñafiel asegura que sí lo quiere al ex mandatario y que desea que no hubiese abdicado el trono.

El periodista además habló sobre su relación con el Franco, una figura de la cual mucho se han distanciado a pesar de haber sido ávidos partidarios de él cuando vivía. Por su parte, Peñafiel admite haber tenido una buena relación con el Generalísimo. “Lo asumo, llevo en esta profesión más de 50 años, parte de ella transcurrió durante el franquismo. A mí lo que me libró fue que trabajaba en una revista de evasión, entonces no opinaba.”

Peñafiel como un joven periodista para Europa Press (Wikipedia)
Peñafiel como un joven periodista para Europa Press (Wikipedia)


Pero si dice que no le agrada para nada que los restos del dictador hayan sido exhumados de su lugar en Valle de los Caídos y reinhumados en una cripta familiar en el cementerio madrileño de El Pardo-Mingorrubio. “Si yo publicara la lista de los que vi llorar en su entierro, se les iba a caer la cara de vergüenza.

En la actualidad, desde sus columnas para el periódico, Peñafiel sigue contando intimidades de la vida de Juan Carlos. Hace unas semanas, el periodista escribió la historia de cuando el joven rey, quien era menor todavía no había asumido el trono cuando se robó el auto de su familia, conduciéndolo sin tener carné. Manejando por las calles de Madrid, atropelló a un ciclista y generó un revuelo que fue tapado por el entonces encargado de su vigilancia, el General Martínez Campos. Según Peñafiel, el general se enojó pero se dio cuenta que Juan Carlos seguiría robando el auto así que le consiguió una licencia de conducir como regalo. “El general era durísimo con Juan Carlos, quiso tener un detalle con él y le metió el carné en un sobrecito muy pequeño y ese sobre en otro más grande y ese en otro más grande... Juanito los fue abriendo uno tras otro y al final se le iluminó la cara”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: