En las últimas décadas, se ha dicho que Nessie fue una criatura jurásica; un tiburón; un esturión o un babre gigante, entre otras (Foto: Archivo)
En las últimas décadas, se ha dicho que Nessie fue una criatura jurásica; un tiburón; un esturión o un babre gigante, entre otras (Foto: Archivo)

Desde que el periódico escocés Inverness Courier informara a sus lectores en 1933 del avistamiento de un monstruo de grandes dimensiones en las aguas del Lago Ness, muchos han tratado de descubrir la verdadera naturaleza de la alimaña, que existe en el imaginario colectivo desde el siglo VI.

Mientras algunos científicos lo asemejaron a un plesiosaurio -criatura marina que vivió hace 70 millones de años-, otros, más escépticos, concluyeron que era simplemente un esturión, o un tiburón que por algún motivo racional nadaba en aguas dulces.

Con todo, la leyenda sobrevivió al paso de los años, y todavía hoy se publican estudios que intentan arrojar luz sobre la leyenda. Una de las últimas personas en caer fascinada por el enigma de Nessie fue el investigador y experto en genética Neil Gemmer, de la Universidad de Otago, Nueva Zelanda. Él analizó y secuenció el ADN de 250 muestras de agua recogidas en el famoso lago escocés, y su conclusión fue clara.

"Encontramos una cantidad significativa de ADN de anguila", explicó.

Según los datos recabados por el investigador neozelandés, el monstruo del Lago Ness no era una criatura jurásica, como han defendido algunos científicos. Sin embargo, las muestras sí permitieron concluir una importante presencia de ejemplares de anguila. Para determinar si efectivamente el monstruo pertenecía esta especie, dijo Gemmer, se necesitarán más estudios, pero, en su opinión, la hipótesis es plausible (Foto: Archivo)
Según los datos recabados por el investigador neozelandés, el monstruo del Lago Ness no era una criatura jurásica, como han defendido algunos científicos. Sin embargo, las muestras sí permitieron concluir una importante presencia de ejemplares de anguila. Para determinar si efectivamente el monstruo pertenecía esta especie, dijo Gemmer, se necesitarán más estudios, pero, en su opinión, la hipótesis es plausible (Foto: Archivo)

Gemmer compartió los resultados de su investigación en una conferencia de prensa a principios de septiembre. Allí contó ante la mirada atónita de los reporteros que Nessie pudo ser una anguila gigante.

"Nuestros datos no revelan su tamaño, pero la importante cantidad [de ADN] que encontramos hace que no podamos descartar la posibilidad de que haya anguilas gigantes en el Lago Ness", apuntó el científico. "Se necesitan investigaciones adicionales para confirmar o refutar esa teoría, pero, según nuestros datos, la hipótesis de una anguila gigante es plausible", añadió.

Y ahora, un video grabado en las gélidas aguas del lago parece reforzar esta teoría.

En el video captado por la cámara acuática, una criatura similar a una anguila se desplaza de izquierda a derecha  (Video: Twitter @FishtheNess)

Días antes de que Gemmer publicara sus datos, Ness Fishery Board compartió en Twitter unas inquietantes imágenes. En ellas, un animal de tamaño considerable se desliza frente al objetivo de la cámara, serpenteando en las turbias aguas.

"Seamos honestos – cuando ves un objeto grande con forma de anguila pasando por tu cámara en el río Ness, lo primero que piensas es que se trata del monstruo del lago", escribieron junto al video.

Ness Fishery Board es, según su página de Facebook, "un organismo estatutario responsable de la protección y mejora de la pesca de salmón y trucha en el Distrito Ness". Su video se volvió viral, y para muchos fortalece la hipótesis del científico neozelandés.

Aunque el misterio sigue sin ser resuelto, el profesor se congratula de haber constituido una "excelente base de datos" sobre lo que se puede hallar en este lago legendario de las Highlands, una de las grandes atracciones turísticas de Escocia.

Allí se encontró ADN humano, de perro, de cordero u otro tipo de ganado, y también de ciervos, tejones, zorros, topos y muchas especies de aves.