La canciller alemana Angela Merkel lució vacilante y temblorosa este martes al recibir en la Cancillería al presidente ucraniano Volodymyr Zelenskiy.

El incidente se produjo cuando los dos mandatarios escuchaban los himnos nacionales en una tarde calurosa durante los actos oficiales.

Merkel se estrujó las manos por delante cuando empezó a escucharse el himno alemán y parecía incapaz de controlar sus temblores.

Angela Merkel, junto al presidente ucraniano Volodymyr Zelenskiy (AP)
Angela Merkel, junto al presidente ucraniano Volodymyr Zelenskiy (AP)

Las imágenes de la canciller bajo el sol, con signos de debilidad física durante aproximadamente medio minuto, se convirtieron rápidamente en objeto de comentarios en los medios alemanes y las redes sociales.

La oficina de Merkel no hizo declaraciones inmediatamente y los dos asistían luego a una conferencia de prensa.

Luego, más de una hora después de esta escena, aseguró con una sonrisa haberse recuperado: "Bebí por lo menos tres vasos de agua, algo que manifiestamente me faltaba, y ahora me siento muy bien".

Merkel se tomó con humor la situación e intentó poner paños fríos al asunto (REUTERS/Hannibal Hanschke)
Merkel se tomó con humor la situación e intentó poner paños fríos al asunto (REUTERS/Hannibal Hanschke)

Después de los himnos, Merkel pareció mejorar, al recorrer con paso rápido la alfombra roja junto a Zelenskiy hacia el interior del edificio y hacer una pausa para recibir el saludo de la banda militar.

Merkel cumple 65 años el mes próximo. Se retirará de la política al final de su mandato, a más tardar en 2021

(Con información de AP y AFP)