Rodrigo Duterte, presidente de Filipinas (AFP)
Rodrigo Duterte, presidente de Filipinas (AFP)

El presidente Rodrigo Duterte ordenó que toneladas de basura vertidas en Filipinas hace años por una empresa canadiense sean enviadas de regreso a Canadá, dijo su vocero el miércoles, aunque Ottawa ya había anunciado por su parte que iba a recuperar el cargamento, motivo de una agria disputa diplomática.

Si Ottawa no aceptase formalmente el envío de basura, esta sería vertida en las aguas territoriales de Canadá, advirtió Salvador Panelo.

La basura está almacenada en docenas de contenedores que una compañía canadiense envió a Filipinas en 2013 y en 2014 -aparentemente para reciclar- y la cuestión de qué hacer con ello ha sido un problema durante años.

La semana pasada, Manila retiró a su embajador de Ottawa porque Canadá no cumplió la fecha límite del 15 de mayo para repatriar estos desechos.

"Como resultado de este incumplimiento, el presidente ha ordenado a la oficina correspondiente buscar una compañía de envíos privada que devuelva la basura de Canadá a la jurisdicción de esta última", informó a la prensa el portavoz del presidente filipino.

"Si Canadá no acepta la basura, verteremos la misma dentro de las aguas territoriales o a 12 millas naúticas en el mar desde la línea de base de cualquiera de las costas de su país".

Justin Trudeau, primer ministro ed Canadá (REUTERS/Patrick Doyle)
Justin Trudeau, primer ministro ed Canadá (REUTERS/Patrick Doyle)

Panelo dijo que la orden se llevaría a cabo "inmediatamente".

En un comunicado el miércoles, la ministra canadiense de Medioambiente, Catherine McKenna, dijo que se había otorgado a Bollore Logistics un contrato "para devolver los desechos de manera segura a Canadá".

La ministra dijo que la empresa planeaba retirarlos a finales de junio y depositarlos en Canadá al final del verano.

Previamente, Canadá había anunciado que estaba organizando la devolución de los contenedores, pero no había precisado una fecha.

Las relaciones diplomáticas son tensas desde que el primer ministro canadiense Justin Trudeau, poco después de asumir el cargo, criticara la mortífera campaña de represión del narcotráfico liderada por Duterte.

Consultado en una conferencia de prensa en Vancouver, Trudeau dijo que su gobierno "continuará trabajando" en esta "situación inaceptable que ha durado demasiado tiempo".

Con información de AFP 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: