Activistas de la asociación italiana LGBTI Arcigay realizan una protesta frente al Hotel Eden, propiedad de Brunei, el 14 de abril de 2019 en Roma, por las nuevas leyes de pena de muerte del sultanato para el sexo gay y el adulterio (Foto: Tiziana FABI / AFP)
Activistas de la asociación italiana LGBTI Arcigay realizan una protesta frente al Hotel Eden, propiedad de Brunei, el 14 de abril de 2019 en Roma, por las nuevas leyes de pena de muerte del sultanato para el sexo gay y el adulterio (Foto: Tiziana FABI / AFP)

JPMorgan Chase se sumó al boicot a los hoteles de lujo del sultán de Brunei Hassanal Bolkiahpor las leyes islámicas impuestas en ese país, que castigan la homosexualidad con la muerte. El banco más grande de los Estados Unidos es la segunda institución financiera a nivel mundial en sumarse al boicot, después del Deutsche Bank dio instrucciones a su staff de evitar los hotels del sultán, incluido el Dorchester de Londres y el Beverly Hills Hotel de Los Ángeles, según reportó el Financial Times.

Si bien el banco JPMorgan confirmó la medida, los voceros evitaron hacer declaraciones respecto a sus operaciones en Brunei y otros países que discriminan a minorías sexuales.

El pequeño estado, rico en hidrocarburos, situado en la isla de Borneo y dirigido con mano de hierro por el sultán Bolkiah, se convirtió el pasado miércoles en el primer país del sudeste asiático que aplica un código penal basado en la sharía más estricta, siguiendo el ejemplo de Arabia Saudita.

El sultán de Brunei Hassanal Bolkiah en la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico en Port Moresby, Papua Nueva Guinea, en noviembre pasado (Foto: REUTERS/David Gray)
El sultán de Brunei Hassanal Bolkiah en la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico en Port Moresby, Papua Nueva Guinea, en noviembre pasado (Foto: REUTERS/David Gray)

La homosexualidad ya es ilegal en Brunéi y se penaba con la cárcel, pero ahora el nuevo código la castiga con la lapidación. La ley fue criticada por la ONU y por numerosos gobiernos y ONG, y varias figuras del mundo del espectáculo como Ellen DeGeneres, George Clooney y Elton John urgieron a boicotear los hoteles de lujo propiedad del sultán de Brunéi.

El sexo homosexual es un delito en 72 países, de acuerdo con Amnesty International, y es castigado con la muerte en ocho de ellos, incluyendo Irán y Arabia Saudita.

Más allá del boicot a Brunei, CNN reportó que JPMorgan ha realizado negocios con Arabia Saudita recientemente, cuando fue uno de los bancos que administraron una venta de bonos por 12.500 millones de dólares para el gigante petrolero estatal Saudi Aramco a principios de abril.

The Dorchester Collection, que opera los hoteles de propiedad del sultán de Brunei, dijo a principios de este mes que no tolerarán ninguna forma de discriminación, "nunca lo hemos hecho y nunca lo haremos". "Entendemos la ira y la frustración de la gente, pero este es un problema político y religioso que no creemos que deba ser resuelto en nuestros hoteles y entre nuestros 3.630 empleados", dijo en un comunicado.

Con información de Financial Times y CNN