El esposo  de la princesa Eugenie –Jack Brooksbank– tiene un perfil bastante distinto al de los novios de la realeza. Hijo del prestigioso contable británico George Brooksbank y Nicola, Jack tomó un camino profesional menos conservador. Decidió no acudir a la facultad para poder montar su propio negocio relacionado con el universo de los vinos y destilados.

Jack Brooksbank y la princesa Eugenie se conocieron en un viaje esquiando
Jack Brooksbank y la princesa Eugenie se conocieron en un viaje esquiando

De hecho, cuando conoció a la hija del duque de York, Andrew, y de Sarah Ferguson, por medio de la presentación de amigos en común -en la lujosa estación de esquí Verbier (Suiza) – se encontraba trabajando como camarero en Londres.

En cambio, la princesa creció en el corazón de Windsor, más precisamente en la residencia Royal Lodge. La nieta de la reina Isabel II fue la primera royal en asistir a un colegio pupilo mixto, el Marlborough College en Wiltshire, uno de los más exclusivos de Reino Unido.

Eugenie, que no recibe ningún tipo de sueldo por formar parte de la familia real, es directora de la galería de arte Hauser Wirth. Con anterioridad,  Eugenie se radicó en Nueva York para trabajar en la casa de subastas online Paddle8.

Desde el primer momento, Jack contó con la aprobación de la familia real. "Es un joven excepcional", confesó en un comunicado oficial el príncipe Andrew. Por su parte, Sarah Ferguson, lo definió como "un hijo, un buen amigo y hermano".

Por su trayectoria en la industria de la bebidas, el año pasado fue nombrado embajador en el Reino Unido de Casamigos, la marca de tequila fundada por el actor George Clooney y Rande Gerber. Siempre bien relacionado, hoy su negocio se expande notablemente. Actualmente, tiene a su cargo la empresa de distribución de vinos. Entre sus aspiraciones, según sus propias palabras, sueña con tener una cadena de pubs.

Curiosamente,  Jack y la duquesa de York están emparentados. El bisabuelo del prometido, sir John Spencer Coke, era el hijo del segundo conde de Leicester, quien ocupó el cargo de Caballero Usher del rey Jorge VI entre 1938 y 1953. Sarah Ferguson es la tataranieta de lady Julia Coke, hija del tatarabuelo del futuro novio.

Por otra parte, el futuro novio tiene otros ilustres antepasados, entre ellos, Stamp Brooksbank, gobernador del Banco de Inglaterra durante el siglo XVIII, y está relacionado con James II de Escocia.

Luego de 8 años de relación, en un viaje a Nicaragua, decidieron comprometerse, la propuesta de casamiento, según contaron los protagonistas, fue romántica y tradicional.

Los novios dijeron en un entrevista en The One Show  que Jack eligió una puesta de sol inolvidable para realizar el pedido formal, con un atardecer, un volcán de fondo, y que se arrodilló ", relató.

Festejando año nuevo en Windsor
Festejando año nuevo en Windsor

"El lago era tan hermoso. El lago tenía una luz especial que nunca había visto", contó Eugenie. En realidad dije: 'Este es un momento increíble', y luego hizo la pregunta", confesó la princesa.

La pareja ya convive en una de las residencias del Palacio de Kensington, muy cerca de los Duques de Cambridge.

Coronan su historia de amor con dos días de festejos, el 12 y 13 de octubre. La ceremonia religiosa tuvo lugar en la capilla  de St. George, en Windsor. Andrea Bocelli cantó en vivo durante el ritual nupcial.  Entre los invitados vip, Elton John, Naomi Campbell y Cara Delevigne.

Con cinco meses de diferencia -19 de mayo Meghan y Harry- la alta sociedad británica se estuvo preparando para la segunda boda real de 2018.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: