El gigante chino Baidu detrás de la popular plataforma de videos iQiyi, no eligió el mejor momento para probar la respuesta del mercado con su sensual asistente virtual bautizada Vivi.

Es que si se tiene en cuenta la revolución a nivel social que ha generado el destape del escándalo de abusos vinculado al productor de Hollywood Harvey Weinstein, y las posteriores denuncias que involucraron a verdaderos referentes del mundo del entretenimiento y los negocios por casos de comportamiento inapropiado, resulta cuando menos de mal gusto lanzar una versión beta de una secretaria creada para, entre otras cosas, bailar sensualmente bajo las ordenes de su usuario a cargo.

Vivi nació originalmente como una “novia virtual” pero luego mutó en una asistente virtual para la plataforma de videos de Baidu
Vivi nació originalmente como una “novia virtual” pero luego mutó en una asistente virtual para la plataforma de videos de Baidu

La asistente virtual de innegable atractivo físico comenzó a ser puesta a disposición de los usuarios de la plataforma símil Netflix mediante las gafas de realidad virtual creadas con el objetivo de ofrecer una experiencia más inmersiva a la hora de ver películas y series en el hogar.

Entre otras posibilidades, los usuarios podían "tocar" a Vivi para hacerla reír, jugar o simplemente llevarla a que se muestre ligeramente enojada. La recepción inicial del público chino fue mayoritariamente positiva, y los reviews alabando sus cualidades como acompañante comenzaron a inundar las redes sociales autóctonas.

Las gafas de realidad virtual iQiyi mediante las cuales se podía interactuar con Vivi a través de comandos de voz
Las gafas de realidad virtual iQiyi mediante las cuales se podía interactuar con Vivi a través de comandos de voz

Pero sus desarrolladores no tuvieron en cuenta las particularidades de un mundo globalizado y completamente conectado, que hace que lo que sucede en China no quede allí y tenga repercusiones a miles de kilómetros de distancia.

Luego de recibir criticas de distintos medios internacionales, que señalaron al gigante tecnológico Baidu por su falta de tacto en medio de una verdadera revolución feminista que está teniendo lugar luego de los mencionados casos de abuso contra la mujer, conglomerado catalogado como el tercero en importancia en todo China se vio obligado a dar por terminado su arriesgado experimento virtual.

Vivi fue criticada por alentar la noción de la mujer como un objeto, en medio de una verdadera revolución feminista a nivel mundial
Vivi fue criticada por alentar la noción de la mujer como un objeto, en medio de una verdadera revolución feminista a nivel mundial

La "secretaria seductora" fue presentada inicialmente como una asistente virtual que ayudaría a los usuarios de la plataforma de streaming a elegir el mejor título según la ocasión. Pero el hecho de que también se le pudiese ordenar que bailara en un atuendo revelador ocasionó que Baidu tuviera que salir a disculparse en público por el acto fallido.

Luego de que el periódico financiero The Wall Street Journal contactara a iQiyi para consultarles sobre los posibles riesgos de que el avatar alimente la noción de que una mujer puede ser tratada como un objeto, la plataforma de videos no tuvo otra opción que darla de baja.

“Soy tu novia, debes amarme y adorarme”
“Soy tu novia, debes amarme y adorarme”

"La versión inicial beta del producto fue diseñada para conocer la opinión de nuestros clientes" aclaró la compañía. "Queremos pedir disculpas por la preocupación que pueda haber generado".

A pesar del traspié inicial, se espera que versiones más políticamente correctas de las asistentes virtuales comiencen a aparecer en distintas plataformas chinas y del resto del mundo, con la posibilidad de no sólo recomendar qué ver, sino informar sobre el clima y responder dudas que puedan surgir durante el día.

LEA MÁS: