Este martes se registró un sismo de magnitud preliminar de 7.7 en costas de Cuba y Jamaica, usuarios de redes sociales manifestaron que también fue perceptible en costas de Quintana Roo.

De acuerdo con el Servicio Geológico de los Estados Unidos, el sismo se registró a 125 kilómetros al nornoroeste de Lucea en Jamaica y tuvo una profundidad de 10 kilómetros. En la latitud 19.315°N, longitud 78.814°.

El reciente sismo registrado en Jamaica se logró percibir en territorio mexicano. Hay reportes de percepción desde los estados de Yucatán, Tabasco, Veracruz y Quintana Roo.

Oficinas en Cancún fueron desalojadas ante el movimiento telúrico.

El titular de Protección Civil de Quintana Roo, Adrián Martinez Ortega, que hasta el momento no hay reporte de daños en la entidad.

El gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín, informó que los sistemas municipales y estatal de Protección Civil activaron los protocolos de emergencia y reportó que hasta el momento no hay daños ni accidentes.

Las operaciones aéreas se realizan con normalidad en el Aeropuerto Internacional de Cancún, al igual que las actividades náuticas en los puertos de la zona norte de la entidad.

La Coordinación Nacional de Protección Civil reporta que la Secretaría de Marina informa que se descarta por completo la alerta de tsunami para las costas del Caribe mexicano por el terremoto registrado al nor-noroeste de Hanover, Jamaica.

Se descarta por completo la alerta de Tsunami para las costas del Caribe mexicano (Foto: Twitter@CNPC_MX)
Se descarta por completo la alerta de Tsunami para las costas del Caribe mexicano (Foto: Twitter@CNPC_MX)

Fue perceptible además en Bahamas, Islas Caimán, Haití y Honduras.

El centro de alerta de EEUU emitió a su vez sobre la posibilidad de un “peligroso” tsunami que podría afectar a Cuba, Jamaica y las Islas Caimán.

“Son posibles olas de tsunami peligrosas de este terremoto dentro de 300 kilómetros del epicentro a lo largo de las costas de Jamaica (...) Islas Caimán y Cuba”, dijo el Centro Internacional de Información sobre Tsunamis.

Mas tarde, el Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico, con sede en Hawaii, Estados Unidos, dijo que la amenaza de tsunami quedó descartada luego de un terremoto de magnitud 7.7 en el Caribe.

“Con base a toda la información disponible, la amenaza de tsunami de este terremoto ha pasado y no hay amenazas adicionales”, dijo la agencia, que había advertido por posibles olas de hasta un metro por encima del nivel de la marea para las costas de Jamaica, Belice, Cuba, Honduras, México y las Islas Caimán.

No tsunami (Foto: Twitter@NWS_PTWC)
No tsunami (Foto: Twitter@NWS_PTWC)

El terremoto, inicialmente reportado con una magnitud 7.3, tuvo su epicentro en el mar entre Jamaica, las Islas Caimán y Cuba, a una profundidad de 10 kilómetros.

Representación sísmica Foto: USGS Big Quakes
Representación sísmica Foto: USGS Big Quakes

Usuarios de redes sociales comenzaron a difundir videos de cómo se sintió el terremoto en Jamaica y cómo fueron desalojadas oficinas, comercios y casas en las calles de Kingston, en playas y casas con alberca.

Más tarde, Delroy Williams, alcalde de Kingston, dijo que no hay indicios de actividad anormal en el océano frente a las costas de este puerto.

Temblor Jamiaca (Foto: Twitter@MayorWilliamsJA)
Temblor Jamiaca (Foto: Twitter@MayorWilliamsJA)

En Cuba, el doctor Enrique Arango Arias, jefe del Servicio Sismológico Nacional y vicedirector técnico del Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas (CENAIS), dijo a Cubadebate que no hay peligro de tsunami para la isla.

El movimiento telúrico ocurrió en el mar a 123,6 kilómetros al oeste de Cabo Cruz y se sintió en todo el territorio nacional, con mayor fuerza en las provincias de: Guantánamo, Santiago de Cuba, Granma, Holguín, Las Tunas y Camagüey. Arango Arias añadió que hasta el momento no se reportan daños materiales ni pérdidas humanas.

Lis habitantes de Cuba salieron a las calles tras el terremoto (Foto: Facebook@Yosmany Ventura Pérez)
Lis habitantes de Cuba salieron a las calles tras el terremoto (Foto: Facebook@Yosmany Ventura Pérez)

Cómo actuar antes, durante y después de un sismo

Tomar en cuenta los objetos del hogar que puedan implicar un peligro durante un sismo, por ejemplo, cuadros, espejos, lámparas, macetas colgantes, y reubicarlos o afianzarlos para impedir que caigan encima de alguien durante el movimiento.

Convertir en una práctica cotidiana los simulacros. Los miembros de la familia, la oficina o escuela deben identificar los puntos seguros del lugar y acordar previamente dónde se colocarán en caso de una sacudida del suelo.

Conocer dónde y cómo cerrar el paso de la electricidad, el gas y el agua. Mantener una reserva de medicina, alimentos no perecederos y agua potable para al menos tres días.

Alejar la cama de las ventanas porque se pueden romper y herir a las personas que se encuentren sobre ella.

Durante

Mantenerse tranquilo y permanecer en el interior mientras dura el siniestro. Meterse debajo de un escritorio o mesa fuerte y con una mano aferrarse a las patas mientras que con la otra cubrirse el cuello.

En caso de no haber mesa o escritorio cerca, cubrirse la cabeza y el cuello con los brazos y agacharse lechos de ventanas y repisas. Permanecer alejado de vidrios, espejos y los objetos que puedan caer encima, como lámparas y muebles.

Si está en la calle procure alejarse de los postes y cables eléctricos. No usar los ascensores de los edificios. Cuando el temblor toma por sorpresa en restaurantes o cines, es preferible quedarse en el lugar donde estás y no correr a las puertas porque será el primer lugar en congestionarse. También hay que alejarse de la repisas con objetos que puedan caer encima.

Si el sismo sucede mientras va en un auto en movimiento, pare tan rápido como sea posible y quédese dentro del vehículo hasta que el temblor termine. Hay que tener cuidado en frenar lejos de edificios, árboles, puentes o cables eléctricos.

Después

Después de un sismo vendrán réplicas. En caso de tener que mover a una persona inconsciente, lo primero es estabilizar el cuello y la espalda, después pedir ayudar.

Inspeccionar el hogar para ver si hay daños estructurales antes de regresar al inmueble. En México se puede solicitar que elementos de Protección Civil revisen las casas u oficinas.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: