(Foto: Legionarios de Cristo)
(Foto: Legionarios de Cristo)

Los Legionarios de Cristo aseguraron que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) no ha iniciado ninguna investigación en su contra.

La Congregación religiosa detalló a través de un comunicado que no existe ninguna investigación en su contra en la UIF, al tiempo que recalcó que conduce sus actividades en México con estricto apego a las disposiciones legales y fiscales aplicables.

Recordaron que el pasado 7 de enero diversos medios de comunicación publicaron las declaraciones del titular de la UIF, Santiago Nieto, quien reveló que existía una supuesta investigación sobre organización religiosa por el delito de lavado de dinero.

“En el caso de los Legionarios de Cristo tenemos el proceso de investigación para saber si hubo o no una irregularidad”, refirió Nieto.

Foto: REUTERS/Henry Romero
Foto: REUTERS/Henry Romero

Sin embargo, el funcionario advirtió que aún no se tienen datos objetivos para decir si hubo o no una irregularidad.

Nieto confirmó que a partir de la información sobre casos de abuso sexual contra esa orden religiosa, se revisaba si no incurrieron en temas de lavado de dinero.

En el comunicado, Los Legionarios de Cristo detallaron que solicitaron información a la Unidad de Inteligencia Financiera sobre el estado que guarda la presunta investigación en su contra, sin embargo, la institución les informó que no existe.

“El 21 de enero, la UIF, después de consultar los registros y bases de datos con los que cuentan, informaron que no se ha iniciado ninguna investigación y/o análisis de información relacionado con la Congregación de los Legionarios de Cristo, A.R. (…) Reconocemos y celebramos el derecho a la libre expresión con responsabilidad y objetividad apegado siempre a la verdad”.

La respuesta de la UIF en donde niega que exista una investigación en contra de la asociación religiosa (Foto: Legionarios de Cristo)
La respuesta de la UIF en donde niega que exista una investigación en contra de la asociación religiosa (Foto: Legionarios de Cristo)

La asociación religiosa adjuntó el oficio dirigido a Daniel Beltrán Moctezuma, director general de la UIF, ante la petición para conocer el estatus de dicha investigación.

En la respuesta, se asegura que “actualmente no se ha iniciado investigación y/o análisis relacionado con la persona moral que representa”.

En la parte final del comunicado, Los Legionarios pidieron a los medios de comunicación hacer la misma difusión al comunicado y al oficio anexo (como cuando se publicaron las declaraciones de Santiago Nieto) al tiempo que aseguraron “reconocer y respetar” el derecho a la libre expresión con responsabilidad y objetividad “apegado siempre a la verdad”.

Los abusos sexuales de Los Legionarios de Cristo

Marcial Maciel y el Papa Juan Pablo II (foto: REUTERS/Tony Gentile)
Marcial Maciel y el Papa Juan Pablo II (foto: REUTERS/Tony Gentile)

El 21 de diciembre de 2019, Los Legionarios de Cristo reconocieron, por primera vez en su historia, que 175 menores fueron víctimas de abuso sexual, al menos 60 cometidos por el padre Marcial Maciel, en la congregación desde su fundación en 1941 y hasta el pasado 16 de diciembre.

En un informe se señaló a 33 sacerdotes como responsables de los casos de pederastia contra niños, en su mayoría de entre 11 y 16 años.

Resalta que el número de víctimas “incluye al menos 60 menores de edad de los que abusó Maciel” (1920-2008), fundador de la congregación y quien fue señalado en 2010 por el Vaticano por sus comportamientos “gravísimos y objetivamente inmorales”. Previamente, en el 2006, la Santa Sede ordenó el retiro de Maciel del ministerio sacerdotal.

La investigación titulada: “Radiografía de ocho décadas para erradicar el abuso”, reconoce que 14 de los 33 sacerdotes que son señalados como abusadores pero de quien no se dio a conocer su identidad, cometieron estos abusos mientras ocupan puestos de autoridad en los Legionarios de Cristo, lo que ha dificultado mucho y en ocasiones bloqueado las posibilidades de denunciar.

El informe, que fue elaborado durante seis meses por una comisión de los Legionarios, revela que se dio un fenómeno de “cadenas de abuso”, pues una víctima de un legionario “con el pasar de los años se convertía a su vez en abusador, repitiendo sobre otros el abuso que él mismo padeció”.

Marcial Maciel, quien fundó la congregación religiosa, era el superior general y la autoridad máxima (de 1941 a 2005) y tenía la responsabilidad de todas las decisiones importantes, como nombramientos, admisiones al sacerdocio, sanciones, cambios de lugar, precisa la investigación.

Los Legionarios de Cristo es una de las asociaciones religiosas más ricas del mundo. En México, varios colegios de élite le pertenecen.

Es el caso del Colegio Cumbres que abrió sus puertas el año 1954 en la Ciudad de México. Años más tarde, en 1964, abrieron también en México la Universidad Anáhuac, la cual tiene una red integrada por las siguientes instituciones: Universidad Anáhuac México (Campus Norte y Campus Sur), Instituto de Estudios Superiores de Tamaulipas, Universidad Anáhuac Mayab, Instituto Juan Pablo II para la familia, Universidad Anáhuac Xalapa, Universidad Anáhuac Cancún, Universidad Anáhuac Oaxaca, Universidad Anáhuac Puebla y Universidad Anáhuac Querétaro.

Entre los egresados de las instituciones de los Legionarios de Cristo se encuentran los hijos de Carlos Slim Soumaya, Carlos y Marcos Antonio Slim Domit; Joaquín López Dóriga, Gastón Azcárraga Andrade, Jorge Hank Rhon, Alfredo Elías Ayub, Pedro Arméndariz y Leonardo Valdés Zurita, entre otros.

En la década de los años 60, la congregación abrió casas en Irlanda y los Estados Unidos. En los siguientes años fundaron casas en otros países de América y Europa. En la primera década del siglo XXI se fundaron casas en Filipinas y Corea.

Tienen presencia también en Italia, España, Estados Unidos, Argentina, Canadá, Colombia, Venezuela, Chile, Alemania, Austria, Suiza, Irlanda, Francia y Brasil.

MÁS DE ESTE TEMA: