(Foto: Especial)
(Foto: Especial)

Con la visita del fiscal William Barr a México la semana pasada, Washington envió un mensaje claro a la administración de Andrés Manuel López Obrador: hay que endurecer la lucha contra los cárteles y el narcotráfico.

El fiscal general estadounidense se reunió con funcionarios del gobierno mexicano para acordar medidas que pongan un freno al tráfico de fentanilo, una droga sintética que es 50 veces más potente que la heroína.

Por su parte, el gobierno mexicano, encabezado por el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, pidió concretar la reducción del flujo de armas que paran en manos de los cárteles. Barr volverá a visitar México en febrero.

Por lo pronto, México comenzó a aumentar el número de extradiciones hacia el país vecino del norte, entre los que se encuentra Gilberto Barragán Balderas, líder del Cártel del Golfo y uno de los diez delincuentes más buscados por la agencia antidrogas estadounidense (DEA). También fueron extraditados capos de organizaciones criminales del Cártel de Juárez y la Línea, uno de sus brazos armados, que operan principalmente en el norte de México.

Algunos de los delincuentes que fueron extraditados por el gobierno mexicano (Foto: especial)
Algunos de los delincuentes que fueron extraditados por el gobierno mexicano (Foto: especial)

Otro de los criminales más buscados por el gobierno de Estados Unidos también ya fue extraditado por México. Se trata de José Sánchez Villalobos, conocido como El señor de los túneles, integrante del Cártel de Sinaloa y quien está considerado como un operador de alto nivel dentro de la estructura criminal.

Este sujeto enfrenta un juicio en las cortes de California por el tráfico de drogas a través de dos túneles que conectaban Tijuana, en México, con San Diego, en California. Uno de ellos tenía 122 metros de largo.

Otra muestra de la cooperación de México con el gobierno estadounidense, es la entrega de Ismael Zambada Imperial, alias “El Mayito Gordo”, hijo del líder del Cártel de Sinaloa Ismael “El Mayo” Zambada.

“El Mayito Gordo” , quien cumplía una sentencia en México de 10 años de prisión, llevaba cinco años luchando en los tribunales para evitar su extradición a la nación norteamericana, en donde una corte de California le fincó cargos por narcotráfico.

Otro de los mexicanos que enfrenta un juicio en los Estados Unidos, es el ex secretario de Seguridad Pública durante el sexenio de Felipe Calderón, Genaro García Luna, quien justo este martes comparecerá por segunda ocasión ante la Corte Federal de Nueva York, Estados Unidos.

Foto: REUTERS/Tomas Bravo
Foto: REUTERS/Tomas Bravo

García Luna enfrenta tres cargos de conspiración para traficar cocaína en Estados Unidos y otro por un falso testimonio. Ahora tendrá que presentarse ante el juez Brian Cogan, famoso por presidir el juicio contra Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Apenas el pasado 17 de enero, la Fiscalía de Estados Unidos y la defensa de García Luna solicitaron al juez que el caso fuese declarado “complejo”, a fin de obtener un plazo de 60 días entre la audiencia de este martes y la siguiente.

La carta asegura que la Fiscalía propone presentar voluminosas evidencias relacionadas con el acusado, que remiten a los últimos 20 años; aseguran tener registros financieros, de propiedad y de su proceso de nacionalización.

De acuerdo con documentos revelados el pasado 6 de enero por el periodista Alan Feuer, del New York Times y por Keegan Hamilton, de Vice News, la defensa de García Luna estaría buscando un acuerdo con las autoridades de Estados Unidos para declararse culpable y evitar un juicio.

Por su parte, la periodista mexicana Anabel Hernández, aseguró en el programa “Los Periodistas”, en la cadena La Octava, que Genaro García Luna sostenía reuniones con el ex Presidente Carlos Salinas de Gortari, incluso cuando trabajaba para el ex mandatario Felipe Calderón Hinojosa.

Anabel Hernández planteó que si el juicio de García Luna en Nueva York busca a un “pez gordo”, ese sería el ex Presidente Carlos Salinas de Gortari y no Felipe Calderón.

“Tendría que dar el nombre de peces más gordos. Y nombre más grande que García Luna, sólo un ex Presidente (…) García Luna visitaba la residencia de Salinas de Gortari, antes de que terminara el sexenio de Felipe Calderón. Y ahí estamos hablando ya de otros niveles de corrupción, de cosas mucho más importantes”, apuntó.

MÁS DE ESTE TEMA: