La amiga de Meghan Markle fue reprendida por la casa real británica Mandatory Credit: Photo by Shutterstock (10423119ac)
La amiga de Meghan Markle fue reprendida por la casa real británica Mandatory Credit: Photo by Shutterstock (10423119ac)

Si bien, todos hemos tenido alguna vez una amistad incómoda, de esas que conocemos en el colegio y que con el paso del tiempo hacen escurrir uno que otro favor incómodo que en ocasionas hasta es difícil de hacer.

El nombre de la amistad, ya se hizo público, se trata de Jennifer Meyer, quien es una diseñadora de joyas que poco a poco ha ganado terreno en las redes sociales por su presencia en importantes eventos de Hollywood.

El regaño se dio a través de una llamada telefónica, luego que el palacio de Buckingham detectara a la mujer y a sus redes sociales, en las cuales, había mal uso de la imagen de la duquesa Sussex.

En algunas publicaciones se veía a Meghan Markle, duquesa de Sussex, usando joyería de Jennifer Meyer, las cuales intencionalmente sirvieron para promocionar artículos de venta en las distintas plataformas de la diseñadora y amiga de la esposa de Harry.

Y aunque parezca que algo tan simple como un posteó en redes sociales se complicó, lo cierto es que todas las amigas con las que convive Meghan Markle tuvieron que firmar un acuerdo de confidencialidad para evitar que se filtre alguna fotografía de la duquesa en la normalidad de sus charlas.

Ante el escándalo, una fuente decidió dar su versión a la prensa: “A Jennifer Meyer se le ha dicho que elimine las imágenes y en términos inequívocos lo dañino que esto podría ser para Meghan y la familia real”, comentó para el Daily Mirror, una fuente cercana a esta amistad.

Y aunque en una pésima estrategia por atraer clientes, la empresaria joyera tuvo que eliminar en su totalidad todo el material que había de Meghan, en todas sus redes sociales.

Aunque la estrategia de la diseñadora para atraer clientes seguramente estaba funcionando, tuvo que acatar la llamada de atención, pues las fotos de Meghan ya fueron eliminadas de su cuenta de Instagram.

Una de las imágenes más recientes que tenía de la duquesa y amiga personal, fue tomada durante el baby shower de Archie Harrison donde, al pie de foto se leía: “¡Feliz día de la madre a la duquesa de Sussex! Meghan lleva puesto nuestro collar con mini bisel turquesa”, mencionando luego el precio por la pieza que era de 750 dólares.

Y si piensas que la joyera es una oportunista, lo cierto es que estas joyas no solo encantan a Meghan, otras celebridades como Jennifer Aniston, Kate Hudson y Reese Witherspoon usan sus diseños, los cuales se pueden adquirir en su boutique física en Malibú, Estados Unidos.



Por tanto, al menos está vez ya no fue responsabilidad directa de Meghan pues si alguien ha roto las reglas en el palacio de Buckingham ha sido ella.

Algunas veces silenciosamente otras más de manera escandalosa o hasta tierna, pues para la duquesa de Sussex todo esto de las reglas también es nuevo y no ha sido nada fácil ser parte de esto.

Cuando Meghan Markle se convirtió en la duquesa de Sussex al contraer matrimonio con el príncipe Harry en mayo de 2018. Tuvo que convertirse en miembro de la realeza británica y, como tal, la ex actriz de Hollywood debió resignar algunas prácticas cotidianas para pudiera adaptarse a las exigencias impuestas por la corona que fueron desde abandonar sus redes sociales hasta no besar a su esposo cuando se le place. Por eso, aunque parezca fácil, ser parte de la corona tiene mucho más que una sola complicación.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: